¿Tomaría estas pastillas… de mentira?

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / CIENCIA / SALUD 


¿Y para qué sirve? , se estará preguntando. Pues para todo… o para nada.

Sus fabricantes no ocultan lo que contiene, sino que, por el contrario, lo dicen bien claro. Fíjese bien en la etiqueta: placebo. Es decir: nada.

El laboratorio que los fabrica saca pecho de ello, pues reconoce que no contienen ningún ingrediente activo. Todo lo que tienen es celulosa de primera calidad (en definitiva, fibra) y una pequeñísima cantidad de colorante alimentario, que es lo que les permite tener ese aspecto tan real.

¡Y el éxito ha sido sorprendente! Incluso han sacado una aplicación para que la gente pueda hacer un mejor seguimiento de su “medicación” y no se le olvide tomar sus píldoras a la hora establecida.

Estos son un par de testimonios de personas que los toman:


Tengo que admitir que no creía en las píldoras de placebo Zeebo. Pero después de unos pocos días, me sorprendía al darme cuenta de que me estaban funcionando”.

Tomo las píldoras de placebo para los dolores ocasionales de cabeza. Y muchas veces tomarme una es todo lo que necesito”.


No puedo verle, ¡pero puedo imaginar perfectamente la cara que está poniendo!

Es interesante saber que quien está detrás de esta iniciativa es Uwe Heiss, un científico que estudió en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, una de las mejores del mundo en el sector científico y tecnológico. Heiss es experto en el efecto placebo, ese misterioso conjunto de consecuencias sobre la salud que produce la administración de algo sin ningún principio activo.

El uso práctico más extendido de este efecto es la realización de ensayos clínicos controlados, cuando por ejemplo se quiere probar un nuevo fármaco, y se divide al grupo en el que se va a probar en dos, dándose a una mitad el fármaco y a la otra mitad el placebo, comparando después los resultados.

Lo sorprendente de este tema es que a veces en las personas que reciben el placebo se observan mejores resultados que en quienes reciben el verdadero medicamento, lo cual pone de manifiesto que los placebos surten efecto, aunque aún la medicina no alcanza a comprender exactamente por qué.

Y esto es lo que hay detrás de las píldoras Zeebo. 100% placebo, 100% nada… pero que a muchos les funcionan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.