Más de 120 jóvenes presentan sus ideas y diseños para lograr que Tenerife sea una isla más autónoma

|

LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


El Cabildo presentó hoy [jueves 5] los resultados del trabajo realizado por 120 jóvenes de entre 12 y 17 años que, durante casi dos semanas, han participado en los laboratorios de innovación INLabs del Parque Científico y Tecnológico de Tenerife (PCTT)


Distribuidos en 21 equipos repartidos entre Santa Cruz, Adeje y La Orotava, a los chicos y chicas se les planteó el ‘Desafío 2030’ que consistía en lograr que Tenerife sea una isla más autónoma.


El reto requería imaginación, creatividad y formación, pilares sobre los que se sustenta la iniciativa Tenerife 2030, puesta en marcha por el Cabildo para ofrecer herramientas a los jóvenes con la finalidad de que sean capaces de hacer frente a los retos del futuro. El objetivo de este desafío era que aprendieran de una forma lúdica, mediante la gestión de retos y con el apoyo de las habilidades tecnológicas competencias como el trabajo en equipo, el pensamiento crítico y la resolución creativa de problemas.


El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, señala que con acciones como estas se pretende que “los jóvenes se conviertan en protagonistas de su propio aprendizaje, participando activamente en la solución de los retos mediante un modelo pedagógico innovador. Crecerán personalmente a través de la curiosidad, la investigación y su propia creatividad, motivándose por los contenidos y no sólo por la tecnología en sí”,


El consejero de Innovación y responsable de la estrategia Tenerife 2030, Antonio García Marichal, explica que “los INLabs son acciones comprendidas dentro de la programación de la Escuela de Innovación que desarrolla el Parque Científico y Tecnológico de Tenerife”. A lo largo del presente curso, el Cabildo realizará un total de 30 laboratorios de innovación de carácter gratuito en los periodos vacacionales, que incluyen Navidad (ya concluído), Carnaval, Semana Santa y verano.


La robótica educativa, la programación, la impresión 3D, el desarrollo y uso de drones, la comunicación digital o cómo gestionarse en un entorno multidisciplinar, son algunos de los talleres y actividades que se llevaron a cabo en los INLabs


Las diferentes actividades han permitido a los jóvenes descubrir y experimentar el mundo de las nuevas tecnologías potenciando su ingenio y creatividad a través de talleres dinámicos que tienen como objetivo transmitirles la pasión por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y otras competencias transversales altamente valoradas en el mundo profesional, como el pensamiento crítico y divergente, el autoaprendizaje, el trabajo en equipo y la solución de problemas y retos.



Un reto, imaginación y muchos logros


Los retos a los que se enfrentaban estos chicos y chicas no eran sencillos pero todos se pusieron a trabajar y, con imaginación y mucha creatividad, los han superado. Así, han diseñado drones con sensores que detectan las anomalías térmicas y de humedad para avisar a los bomberos en caso de incendio; robots que sirven de ayuda en situaciones de peligro dentro del ámbito doméstico; drones, robots y aplicaciones móviles para encontrar aparcamiento en la zona más cercana mediante rastreo y reducir de este modo la contaminación y el tiempo invertido en la búsqueda de aparcamiento; robots para la reutilización de los alimentos (el robot avisa cuando caduca el alimento y los que ya están caducados, para poder ser reutilizados como fuente de energía y reducción de contaminación); coches y ciudades lo más renovable posible; robos que acumulan energía solar; barcos que aprovechan la energía solar y la cinética por propulsión; casetas de autoabastecimiento en pequeñas aldeas; un invernadero de cristal autosostenible, que puede enviar mensaje de texto para saber cuándo tienen que recoger o cuidar alguna planta; drones que ayudan a los agricultores en aspectos relacionados con el cultivo y cuidados del cultivo.



La Escuela de Innovación es un programa de aprendizaje que ha puesto en marcha PCTT en el presente curso académico mediante el cual se persigue fomentar las competencias en innovación desde edades tempranas entre los jóvenes que cursan educación obligatoria Primaria y Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. Este programa, que complementa la educación formal y se desarrolla en estrecha colaboración con los centros educativos de la Isla, tiene como objetivo asimismo la creación de capacidades tecnológicas, el fomento de la actitud emprendedora, el aprendizaje colaborativo y el trabajo en equipo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.