La vida de lujo de una orca de Loro Parque incluye 60 kg de pescado/día

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE / con información de Canarias7


Las orcas se alimentan exclusivamente de pescado, tanto en libertad como en cautividad, pero, ¿sabe cuántos kilos de pescado puede llegar a ingerir una orca adulta al día? 


En Loro Parque tiene hecho los cálculos al milímetro y saben que la orca más glotona de las seis que viven en el zoológico come 60 kilos de pescado, lo que en un año suman más de 20 toneladas.


La logística de la alimentación de los animales en cautividad es «sumamente complicada», pero su dificultad se multiplica cuando se trata de alimentar a animales marinos, porque se suma una importante peculiaridad: su dieta consiste exclusivamente en pescado. Además, explica Javier Almunia, director adjunto de Loro Parque Fundación, en todos los zoológicos se ha estandarizado que el alimento sea congelado para evitar problemas de seguridad alimentaria y también para garantizar el abastecimiento.



El pescado con el que se alimenta a las orcas de Loro Parque llega todos los meses directo del Mar del Norte y «es perfectamente apto para el consumo humano».



Los 60 kilos que puede llegar a comer una orca adulta -como hace la más glotona de Loro Parque- es otro elemento a tener en cuenta en esa complicada logística porque, si al día se echa al gaznate esa cantidad de comida, no hace falta saber mucho de número para calcular que al mes comerá 1.800 kilos y al año la cifra se dispara hasta las 21 toneladas. Loro Parque multiplica por seis esta cifra para alimentar a sus orcas, pero, por suerte, bromea Almunia, no todas se pegan ese atracón.


Lo cierto es que Keto, Kohana, Skyle, Tekoa, Morgan y Adán tienen una dieta personalizada según su tamaño, su edad y su actividad. Cada semana se las pesa y se calcula la dieta para la siguiente semana, que se vuelven a pesar y a recalcular las calorías diarias que cada una debe consumir, más que los kilos.


Las ocho comidas que hacen al día es siempre igual y consisten en pequeñas especies pelágicas como arenques, espadines o calamares que rara vez se les cambian por otros porque «les cuesta mucho adaptarse a un pescado nuevo», dice Almunia.




Cada comida se aprovecha para hacer los entrenamientos o cualquier otra actividad con las orcas. Son los entrenadores los que descongelan y preparan los baldes con pescado y las golosinas (gelatina neutra sin azúcar y cubitos de hielo) con las que cada día las alimentan y entrenan. «La comida es importante, pero también el vínculo que establecen con el entrenador, por eso es quien las alimenta y les da los refuerzos secundarios (la gelatina y el hielo)». 
Dentro del pescado va el aporte vitamínico que necesitan, sobre todo la vitamina K, que se pierde en los pescados congelados.


Para cuando las orcas se enfrentan al primer espectáculo del día en el OceanOrca, ya han comido tres veces y hacen su cuarta comida delante del público. Las tres ingestas siguientes también las hacen frente a sus fans y allí también se las refuerza con hielo y gelatina por cada buena pirueta que hacen.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.