siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Una mujer denuncia malos tratos por parte de la policía local en Vigo, Pontevedra

|

 

Iamgen


LIBRE@DIARIO/ VIGO / SANTA CRUZ DE TENERIFE / Una mujer nos traslada una denuncia que ha difundido en las redes sociales sobre una supuesta agresión racista que ha sufrido por parte de la policía en Vigo, Pontevedra


Vete a tu país negra de mierda"


"Esas fueron las primeras palabras que escuché antes de ser brutalmente sometida por hasta 3 policías, no niego que hacían su trabajo, pero hay de formas a formas de hacerlo"



La mujer narra en facebook los siguientes hechos: 


Los agentes de la autoridad como ellos se hacen llamar estaban fuera del coche de mi pareja observando atentamente, nosotras habíamos ido a visitar a una amiga que guardaba medicamentos míos, ya que son muy delicados debido a que es un tratamiento clínico post-traumatico psiquiátrico . Al salir del edificio mi pareja se disculpó aceptando la sanción por estar mal aparcada, por educación se explico que era Nobel que pusieran la multa y que haría todo lo posible por que no ocurriera de nuevo, y yo opine que la rrecuririamos debido a que no tenemos dinero como un comentario. 


Los policías nos dijeron que a eso venimos a este país, a evadir problemas. Yo sinceramente me alteré debido a que no me había tomado mis pastillas, y los servidores públicos en lugar de servir al pueblo comenzaron a intentar ofender, dijeron que eso “era un lección de donde no dejar el coche” con un tono de prepotencia, mi pareja le dijo que no era manera de hablarle a una persona que no les estaba faltando al respeto, todo sucedió tan rápido, que cuando volví a abrir mis ojos ya estaba en el suelo con un policía de 1,80cm aprox.y unos 90kg sobre mi, dándome contra el mismo piso, mientras mi pareja desesperada perdía los pulmones gritando y los pies pisoteado para no agredir a nadie. Oía a lo lejos su voz, diciendo “sueltenla, le hacen daño. Ya está más tranquila, sueltenla". 


Impotencia, dolor y mil sentimientos encontrados me acompañaban en la furgoneta camino al médico, con la ceja abierta, el dedo como si estuviera roto, y dolores por todo mi cuello por las rodillas del policia asfixiándome y en el cuerpo y cabeza debido a los variados pistones y puñetazos que se me dieron sin contar que el primero en soltarme un golpe a mi rostro fue el agente, y lamentablemente violencia atrae más violencia.



Mi chica les gritaba una tras otra vez, eso es abuso de la autoridad, ustedes no pueden hacer eso, más se encajaban y decían que podían hacer eso y mucho más, que me iban a denunciar por supuesto atentado contra un agente de la autoridad, el agente XXXXXX (ocultamos datos de caracter sumarial), quien seguramente tiene adiestramiento policial, sabe someter, herir. Y como se habrán podido dar cuenta, un civil no tiene la fuerza para oponerse. Además de que soy mujer, mido 1,50 y peso 62kg.


Y justo ahora me cuestiono, hoy fui yo , mañana podrían ser tus hijas, tus nietas, hermanas, primas, sobrinas, tías, abuelas y madres. Y me pongo a pensar pero no termino de entender si fue por que soy “machorra" como ellos me llamaron, o por ser mujer, o bien por ser inmigrante y de otro color, no se cual me dolerá más o menos. Lo único que se es que injusticias de estas se repiten día tras día, y nadie hace nada. A nadie le importa si una mujer inmigrante y del colectivo LGTB es agredida por oficiales, a nadie le importa si tiene o no donde dormir sin pasar frío, si tienen donde ducharse para sentirse personas normales mientras se tiran currículum por todos lados, con la esperanza de sin tener ni la más mínima oportunidad, lograr encontrar un trabajo. 


Hago un llamado a las autoridades españolas, a no dejar ese caso así, al aire, que por alguna vez se sienta que se escucha al pueblo, que los servidores públicos están para eso, para servir, que se sancione con justicia a los oficiales que abusaron de mi física y psicológicamente y a mi pareja causándole un trauma mayor al que ya sufre de depresión. Sólo quiero justicia, y mientras tenga fuerza y vida seguiré intentando contar mi historia, por que prefiero morir de pie que vivir de rodillas, y prefiero contarlo yo hoy a pesar de las represalias, antes de que que alguien lo escriba en Twitter con el comentario de… lo cuento yo por que ella ya no puede. 




La mujer ha interpuesto una denuncia el día 20 del presente mes en el Juzgado de instrucción número 4 de Vigo




40144109 293140538149167 289389381666471936 n


Hechos ocurridos en Vigo, Galicia el día 10 de agosto, 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario