siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Finalizan las obras de asfaltado de la pista de Tenerife Sur y el aeropuerto vuelve a estar operativo 24 horas

|


TF SUR


EP@/TENERIFE


El aeropuerto Tenerife Sur concluyó la madrugada del sábado los trabajos de repavimentación de la pista dentro del plazo previsto de ejecución, una obra que ha mantenido suspendida la operatividad entre las 23.00 y las 6.30 horas durante los últimos tres meses y que ha contado con un presupuesto de 4,7 millones de euros.

Con la conclusión de este proyecto el aeropuerto tinerfeño ha vuelto a operar desde el pasado domingo 24 horas al día, informa Aena en una nota.

La obra llevada a cabo era necesaria para garantizar el buen estado del pavimento y, por tanto, aumentar la seguridad durante los próximos años.

Los trabajos se han desarrollado sin apenas incidencias y sin afectar a la operatividad, dado que tan sólo un vuelo tuvo que ser desviado a Gran Canaria al salir con gran retraso de su aeropuerto de origen.

Salvo esta excepción, todos los demás vuelos que tenían destino Tenerife, tanto al Norte como al Sur, aterrizaron en la isla.

Las actuaciones realizadas en la pista 07-25 tenían por objeto sustituir las capas superficiales de asfalto con el fin de mejorar la capacidad portante y sus características superficiales de rozamiento.

El alcance de la obra incluyó también las calles de salida rápida (B3, B4 y B5) hasta los puntos de espera y la sustitución de las luces de balizamiento.

La repavimentación se realizó mediante fresado de 7 centímetros de espesor en toda la pista y en las calles de salida rápida, excluyendo sus márgenes, que se reponen con una capa intermedia de 4 centímetros y una de rodadura de 3 centímetros con características drenantes y de alto rozamiento.

Igualmente, se ha sustituido todo el balizamiento de la pista, incluyendo el eje de la pista, los bordes, ejes de las calles de rodaje y otras señalizaciones como el umbral de pista, y la actuación se completó con la pintura de la nueva señalización.

La complejidad de la obra radicó, sobre todo, en el mantenimiento de la operatividad del aeropuerto, siendo posible la actividad de las aeronaves sobre la pista --en el horario fuera del determinado para las obras-- a pesar de la ejecución de estas actuaciones de gran calado, manteniendo en todo momento los sistemas operativos y los máximos niveles de seguridad.

El objetivo se ha cumplido con la organización de los trabajos en jornadas nocturnas en las que se ejecutaron por tramos todas las actividades necesarias estando la pista en uso durante el día.

Todos los departamentos del aeropuerto, las empresas involucradas en la ejecución de la obra y su control, y los responsables del control aéreo han trabajado en coordinación, estableciendo protocolos y medidas de seguridad para llevar a cabo los trabajos en el menor tiempo posible.

MÁS DE 70 TRABAJADORES

Asimismo, se garantizó que los trabajos discurrieran en óptimas condiciones de cuidado medioambiental, gestión de residuos, seguridad operacional, seguridad aeroportuaria y prevención de riesgos laborales, así como las pruebas y ensayos necesarios para que la obra cumpliera con los requisitos proyectados.

La superficie en la que se trabajó equivale a unos 26 campos de fútbol, los metros de cable a la distancia aproximada entre los aeropuertos de Tenerife Sur y Tenerife Norte, y los metros cuadrados de pintados equivalen a la pintura de 153 canchas de tenis.

Los medios humanos implicados en la obra han sido en torno a 70 personas directamente asociadas a los trabajos, además del personal que indirectamente ha participado del aeropuerto.

Durante estos tres meses Aena habilitó el aeropuerto de Fuerteventura como alternativo a Gran Canaria durante las 24 horas, sin que ningún vuelo haya tenido que ser desviado. 

Libre@Diario