siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Cuatro consejos de administración controlan el 80% de las audiencias de televisión y radio

|


C.D.C. Público.es


Los consejos de administración de la Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE), Mediaset, Atresmedia y CCMA (Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals) alcanzan el 94% de la cuota del mercado audiovisual español y controlan lo que ve el 78% de toda la audiencia. 


En el caso de la radio son la Ser, la COPE, Uniprex (Ondacero) y Radiocat XXI (RAC 1) quienes deciden lo que escucha el 80% de la audiencia total de la radio española y controlan el 97% del mercado. No se conocen los datos referentes a la prensa escrita, más allá de que su distribución ha bajado 4,2 a 2,3 millones de copias por día en los últimos 15 años y que la circulación media de periódicos en España es de las más bajas de la UE.


La alta concentración cruzada de los medios de comunicación provoca que España padezca un "riesgo alto" de falta de pluralidad. Son datos del último informe del Media Pluralism Monitor, el Centro europeo para el pluralismo informativo y la libertad de prensa, realizado en 2016.


El análisis señala además que el hecho de que gran parte de la audiencia y la cuota de mercado recaiga en medios públicos no supone una salvaguarda para la información; muy al contrario, "la independencia política es el área de mayor riesgo" debido a "la influencia del gobierno en la gobernanza del ente público mediante la designación del presidente y la junta directiva de RTVE", avisan los investigadores. El Congreso pactó un cambio en la ley (aprobada en solitario por el PP en la pasada legislatura gracias a su mayoría absoluta) para elegir al presidente y la junta de manera democrática, pero aún no se ha puesto en práctica.


"El derecho de los ciudadanos a la información exige que haya pluralismo informativo, por un lado, e independencia del poder económico y político, en el otro", recalca Virginia Pérez Alonso, codirectora de Público y presidenta de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI). Esta organización, junto al Centro europeo para el pluralismo informativo y la libertad de prensa y el Observatorio para los Balcanes y el Cáucaso Transeuropa, reunirá este martes en Madrid a expertos, políticos y editores para tratar esta problemática.


En la conferencia, que lleva por título Newsocracy y será un acto abierto al público, se analizarán los datos del MPM y se presentarán las recomendaciones del grupo de expertos al Consejo de Europa para mejorar la competencia y la transparencia en este mercado.


Un problema a nivel europeo


Aunque España obtiene una de las peores notas en la concentración cruzada de los medios de comunicación y en la independencia de los medios públicos (al nivel de Turquía, Rumanía o Eslovenia), el problema para garantizar un mercado plural y transparente de los medios de comunicación amenaza a toda Europa: dos tercios de los estados del Viejo Continente tienen el 80% de la propiedad de sus medios concentrada en menos de cuatro grupos.


La transparencia sobre la propiedad de los medios ocupa un lugar de peso en este debate. "Tener datos válidos sobre la propiedad de los medios es como tomar una radiografía necesaria del mercado. Los ciudadanos necesitan saberlo para evaluar la credibilidad de las informaciones de los medios de comunicación. Los políticos necesitan saberlo para prevenir concentración de la propiedad y poder garantizar el pluralismo. Cada vez que la propiedad de los medios se disfraza hay una razón para eso. Una mala razón", avisa Lutz Kinkel, director del Centro europeo para el pluralismo informativo y la libertad de prensa.


“¿Quién está detrás de nuestros medios? Sigue siendo una pregunta demasiado rara, que también a menudo no conduce a respuestas claras ni fáciles de encontrar. Sin embargo, investigar la propiedad de los medios y su financiación está ganando impulso en varios países europeos, un impulso que podría ser una oportunidad única para avanzar en los requisitos y prácticas de divulgación pública y en la conciencia de un problema con tanto impacto en nuestras democracias “, reflexiona Chiara Sighele, del l Observatorio para los Balcanes y el Cáucaso Transeuropa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.