Sobre Las Hiedras o a qué extremos puede llegar la misera humana de un político corrompido

|


FORO CONTRA LA INCINERACIÓN@


Directamente, sin cortarse un pelo, Valbuena acusó en el pleno del Cabildo no al Partido Popular, que tampoco lo vería en absoluto, sino a las miles de personas, colectivos, asociaciones incluso de personas con movilidad reducida (aunque a la única que se escucha en prensa es a la que preside con mano de hierro la tal Mengíbar) y técnicos especialistas de variado pelaje nada menos que de no ser sensibles en absoluto con las personas de movilidad reducida, ¡que muchos las tenemos hasta en nuestras propias familias y desde luego entre nuestros grupos de amistad! Claro lo tenía en ese pleno del 27 de octubre, que llover no ha llovido mucho pero va para unos meses; claro lo tenía también en la visita donde defendió el derecho de la gente a pasearse por el monte en zapatos de charol si les da la gana en fechas próximas a Navidad, pero parece ser que no tan claro el jueves pasado donde le invitaron a un debate público sobre el tema, con varios colectivos de los que tanto dice defender presentes, y declinó porque en una semana no le daba tiempo para prepararse el tema. Algo hemos avanzado, o retrocedido, según se mire.


Y este es el panorama en Tenerife, políticos que tienen la osadía de tratar con ese desprecio a los ciudadanos que pacíficamente se atreven a participar en el debate público sobre las cosas que pasan. Un señor, que está en política por el apellido y lleva chupando de eso que ni se sabe, de eso y de otras cosas; hasta el punto de que cobraba una exclusividad del Cabildo cuando el hombre, aparejador él, se dedicaba a sus peritajes y sus chanchullitos por ahí. Dicen que devolvió las perras y listo, que si esa posibilidad se la dieran a los hombres y mujeres que pernoctan en el edificio gigante que se encuentra en ese descampado de La Esperanza ya les digo yo que iban a sobrar celdas por centenares.


¿A qué tanta inquina? ¿A qué tanto desprecio y tanto odio? ¿Por qué defender lo indefendible cuando hasta los mismos colectivos de movilidad reducida -sensibles con el entorno- dicen que eso lo que puede ser es un peligro para ellos


¿Por qué Podemos se ha sumado a esta campaña de desprecio siendo el único partido político que ha declinado reunirse con los que pensamos que hay otro modo de hacer las cosas? ¿Ser más sensible con la movilidad reducida es atacar, cuanto más mejor, la biodiversidad de uno de los puntos calientes de la Unión Europea en esta materia? ¿Sabe esta gente que en el mundo hay no más de 25 localizaciones con tan alto valor ecológico y que la están dañando para desgracia de todos, principalmente para la de los colectivos a los que dicen defender? ¿Piensa alguno de éstos algún día, el Valbuena, el Sabaté y demás apellidos ilustres, disculparse por ser tan miserables hasta con los que les hemos votado, fundamentalmente y por lo que se ve, para que mamen de la teta? Ya les digo yo que lo dudo bastante.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.