siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El Gobierno español tratará de frenar ante el Constitucional la candidatura de Puigdemont

|


Por Inmaculada Sanz / MADRID (Reuters)


El Gobierno español aprobó el viernes impugnar de inmediato la candidatura de Carles Puigdemont a la presidencia de Cataluña, en un intento apresurado por frenar la vuelta del político independentista a la Generalitat, informó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.


Contra el criterio del Consejo de Estado, que ve preliminar un recurso ante el Tribunal Constitucional, el gabinete de Mariano Rajoy decidió seguir adelante en su empeño de impedir que Puigdemont, autoexiliado en Bélgica y acusado de rebelión y secesión, pueda ser investido la semana próxima.


“Tenemos que utilizar todos los instrumentos que la ley permite para evitar que alguien huido de la justicia pueda de forma ilegítima ser investido y ponerse al frente de un gobierno autonómico”, dijo Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.


En un nuevo momento de incertidumbre sobre el futuro político de Cataluña, el Gobierno coloca al Constitucional en una situación delicada e inusual al obligarle a pronunciarse sobre un mero trámite legislativo -la propuesta del presidente del Parlament de situar al político de JXC como candidato.


Si podemos evitar que se vaya a producir ese pleno (del Parlament) (..), tenemos que utilizarlo”, argumentó la vicepresidenta preguntada por la idoneidad del recurso en este momento.


El Tribunal Constitucional fijó para el sábado 27 de enero el pleno en el que decidirá si admite a trámite el recurso del Gobierno, un extremo que invalidaría automáticamente la candidatura de Puigdemont y la celebración de la sesión de investidura.


La vicepresidenta del Gobierno instó al presidente de la cámara regional, Roger Torrent, a proponer a otro aspirante a la Generalitat.


“FRAUDE DE LEY”


Calificando la decisión del Gobierno central de “fraude de ley contra la democracia”, Torrent dijo que mantenía la candidatura de Puigdemont para la sesión de investidura del martes a la espera de conocer la opinión del Constitucional.


Es de una enorme irresponsabilidad política querer usar los tribunales para ganar algo que no ha ganado en las urnas el 21 de diciembre”, dijo el independentista Torrent, que anunció que los servicios jurídicos de la cámara estudiarían las acciones del Ejecutivo.


Un hipotético rechazo del Constitucional a la impugnación del Gobierno sería un varapalo para el Ejecutivo central, que en octubre pasado, a raíz de la declaración unilateral de independencia, cesó a Puigdemont y a todo su gobierno y convocó elecciones anticipadas.


El intento de desactivar al movimiento independentista en las urnas no dio los frutos deseados, ya que los soberanistas volvieron a ser mayoría en una cámara regional dividida en la que la fuerza más votada fue Ciudadanos, defensor de una Cataluña dentro de España.


En caso de que el alto tribunal se niegue a paralizar la candidatura de Puigdemont, el Gobierno podría presentar otro recurso sobre una eventual investidura telemática, sobre la que la Mesa del Parlament, de mayoría independentista, se pronunciará el martes horas antes de la sesión plenaria.


Ese escaso margen de tiempo podría llevar a que una decisión judicial se diera después de producirse la investidura, lo que llevaría a una situación inédita en España y ahondaría una crisis que ha fracturado la región y ha repercutido negativamente en la economía regional.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario