Miami-Dade nunca había condenado a un presidente de EEUU... hasta que llegó Trump

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / EL NEW@HERALD


Al calificar sus comentarios sobre Haití de “vergonzosos” y de bajo nivel, los comisionados de Miami-Dade, incluido un candidato republicano al Congreso, unánimemente denunciaron las calumnias que, según los reportes, el presidente Donald Trump emitió sobre un país con estrechos vínculos con el sur de la Florida.


Este país le debe mucho más a Haití de lo que el presidente jamás imaginó”, dijo Jean Monestime, el primer comisionado haitiano-estadounidense del Condado y ex presidente de la junta del Condado. Monestime patrocinó la resolución del martes para condenar lo que llamó los “comentarios vergonzosos” que, de acuerdo con los reportes, Trump hizo en una reunión en la Oficina Oval, describiendo a Haití y otras naciones en desarrollo como “países de mierda”.


Los comentarios del 12 de enero, confirmados por algunos participantes, desencadenaron una ronda instantánea de condena de funcionarios de Miami-Dade, incluido el alcalde Carlos Giménez, un republicano. Una denuncia formal del Condado llegó el martes, cuando la Comisión de 13 miembros se reunió por primera vez desde la tormenta.


Aunque la Comisión aborda rutinariamente los problemas nacionales y mundiales, los veteranos de la cámara dijeron que no podían recordar un momento en que la Comisión hubiese votado en la sesión para denunciar lo que había dicho un presidente estadounidense. “Nunca he escuchado eso”, dijo el comisionado Joe Martínez, un republicano ex presidente de la Comisión. “Y muchos de ellos [los presidentes] han cometido errores”. Harvey Ruvin, secretario electo de Miami-Dade y ex comisionado de lo que era entonces el condado de Dade, estuvo de acuerdo.


Nunca ha habido una situación ni siquiera cercana a esta”, dijo Ruvin, un demócrata y el funcionario electo de más larga trayectoria de Miami-Dade. “Hubo algo de política, pero no se condenó directamente a un presidente [por sus comentarios]. Para mí, eso se remonta a 1972”.


jean monestime sp

Imagen izquierda/ El comisionado del Condado de Miami-Dade Jean Monestime. / por Marsha Halper 


La resolución no usa la palabra “de mierda (shithole)”, pero describe comentarios “despectivos” de Trump sobre Haití y otros países, en vísperas del octavo aniversario del terremoto del 2010 que devastó la nación caribeña. La resolución también señala que Trump preguntó por qué Estados Unidos no admitía más inmigrantes de países como Noruega y menos de países como Haití, El Salvador y naciones de África. La resolución de Monestime dice que las declaraciones “desafían los ideales que defiende este país: diversidad, igualdad e inclusión”.


Según los informes, Trump hizo las declaraciones durante un debate sobre el estatus especial de inmigración otorgado a personas de países que sufren dificultades extremas, como Haití después del terremoto, y El Salvador después del terremoto del 2001.


En un tuit del 12 de enero, Trump dijo que había sido citado incorrectamente. “Nunca he dicho nada despectivo sobre los haitianos aparte de que Haití, obviamente, es un país muy pobre y problemático”, dijo el comentario en Twitter. “Es una fabricación de los demócratas. Tengo una relación maravillosa con los haitianos. Probablemente debería preparar reuniones en el futuro — desafortunadamente, ¡no hay confianza!”.


Y no es la primera condena contra Trump


Esta es en realidad la segunda condena oficial de la Comisión de Miami-Dade contra Trump por algo que dijo. La primera vino días después de que anunció su candidatura presidencial en el 2015, cuando la Comisión votó para denunciar sus comentarios sobre los inmigrantes de México que ingresan ilegalmente a los Estados Unidos. Trump dijo que los violadores y otros delincuentes estaban cruzando la frontera. La comisión, reunida a 15 millas del complejo turístico Trump Doral, votó unánimemente para enviarle una resolución certificada calificando los comentarios como “racistas”.


En ese momento, Trump era un contendiente presidencial con pocas posibilidades y un dueño de hoteles de la localidad que acababa de ser rechazado en su intento por hacerse cargo del campo de golf Crandon de Miami-Dade. El martes, los comisionados votaron 9-0 para condenar los comentarios del ahora presidente en la Oficina Oval.


Un portavoz dijo que Giménez, que estuvo en la discusión de la Comisión, pero no intervino, apoyó la resolución. Tres de los seis republicanos de la Comisión — el candidato al Congreso por el Distrito 27 Bruno Barreiro, Esteban “Steve” Bovo y Rebeca Sosa — estaban allí para la votación. Otros dos, Martínez y Javier Souto, se alejaron del estrado cuando el tema antiTrump apareció en la agenda, mientras que José “Pepe” Díaz no estuvo en la reunión.


Esta es una comunidad que es mayoritariamente de inmigrantes”, dijo Barreiro, el único comisionado que compareció en los mítines locales pro Trump en el 2016 después de que sus favoritos Jeb Bush y Marco Rubio abandonaron las elecciones primarias. Ahora se postula para suceder a su colega republicana Ileana Ros-Lehtinen en su distrito, que se inclina hacia la izquierda. “Tenemos que defender a los inmigrantes. Es importante”.


Si bien el presidente ha negado el uso de un lenguaje inapropiado, el senador estadounidense Richard Durbin, demócrata por Illinois, dijo públicamente que sí. Según los informes, el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, lo confirmó en privado y estuvo a punto de confirmarlo públicamente. El representante Mario Diaz-Balart, un republicano de Miami que asistió a la reunión de la Oficina Oval, se ha negado a confirmar o negar lo que dijo Trump.


Los comisionados de Miami-Dade representan un condado que Hillary Clinton ganó por 30 puntos, pero los votantes del distrito han enviado una mezcla uniforme de republicanos y demócratas a la junta de 13 miembros, que tiene un miembro independiente. Los escaños de la Comisión se eligen en primarias no partidistas.


Antes de la votación, nadie en la junta defendió a Trump.


Las palabras del presidente duelen”, dijo Bovo. “Son molestas. Y son inapropiadas”.


La comisionada Barbara Jordan, una demócrata, recordando las palabras de Michelle Obama en la convención del 2016 de “ir por arriba” de los ataques partidistas, dijo que callaría hasta cierto punto. “Dios, por favor, no me dejes caer bajo”, dijo Jordan. “La admiración que hemos tenido en todo el mundo se está reduciendo cada día. Espero que hayamos llegado al punto en que ya no podemos caer más bajo”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.