siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

¿Adiós Macedonia? El país balcánico pronto puede desaparecer del mapa

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / INTERNACIONALES


La reciente concentración supone una muestra más de que la cuestión del nombre 'Macedonia' no tiene soluciones fáciles, dijo el politólogo de Skopie —capital de la exrepública yugoslava de Macedonia— Aleksandar Dastevski, en una entrevista con la agencia de noticias Sputnik.


"La cuestión del nombre no es fácil de solucionar, mientras que la situación se está agravando cada vez más. La opción perfecta sería celebrar dos referéndums respecto a este asunto: uno en Grecia y otro en Macedonia", declaró el analista, aunque Atenas no tiene ninguna intención de celebrar una consulta sobre el tema.


Entretanto, el Gobierno macedonio se enfrenta a una situación totalmente insólita: se espera que en junio de 2018 la OTAN invite al país eslavo a sus filas. Sin embargo, en caso de que no se haya alcanzado un compromiso respecto al nombre del país, es posible que el ingreso de Macedonia en el bloque se deje para más adelante, vaticinó el experto.


Según Dastevski, otro problema al que se enfrenta Skopie es la falta de diálogo político, algo que complicaría todavía más la resolución del problema con Grecia.


"De todas maneras, puede suceder algo sobre lo que Rusia ya viene avisando desde hace mucho tiempo: Occidente trataría de solucionar esta cuestión para que Macedonia entre en la organización militar cuanto antes", puntualizó.


Esto significaría que Macedonia pasaría a estar sometida de forma inminente a mucha presión, una presión que no sufriría Grecia.


"La situación es difícil. Temo que no solo alteren el nombre del país, sino que también creen un 'nuevo' Estado. Y me preocupa que probablemente no vayan a preguntar a la gente: la decisión estaría en manos de la comunidad internacional", destacó.


Grecia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia llevan casi 30 años de pleitos debido al nombre de esta nación tras su salida de Yugoslavia, en 1991. Atenas demanda a Skopie un cambio de nombre alegando que puede ser confundida con la región griega de Macedonia, razón por la cual bloquea el ingreso del país balcánico a la UE y la OTAN.


Las negociaciones entre Atenas y Skopie se reanudaron a mediados de enero. El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, declaró que "hay que usar esta nueva oportunidad para solucionar el litigio".


Varias fuentes diplomáticas en Atenas aseguraron a Sputnik que EEUU y la OTAN ejercen una gran presión sobre Skopie para que entre en la alianza militar antes de la cumbre que el organismo celebrará los días 11 y 12 de julio de 2018.


Algunos medios especularon con que uno de los posibles nombres de la antigua república de Yugoslavia podría ser Nueva Macedonia, sin embargo, fuentes cercanas al Gobierno griego negaron categóricamente esa posibilidad.

Libre@Diario