Ortega se ampara en la "legalidad" para introducir el gas en Canarias

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / CANARIAS


El consejero de Industria del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, ha defendido hoy la legalidad a la que se "ciñe" el proceso administrativo llevado a cabo por su departamento para la adjudicación de la canalización y redistribución del gas en las islas a la empresa Redexis.


En declaraciones a los periodistas, Pedro Ortega ha sostenido también la idoneidad del uso del gas como sustituto del fuel para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, como combustible de transición hacia un sistema de producción de energía cien por cien renovable y en cuya implantación trabaja su Consejería.


Así mismo, ha insistido en que el proyecto de Redexis responde al interés de la iniciativa privada por la creación de una red de distribución de gas en Canarias a la que el Gobierno está obligado a dar trámite por ser un sector liberalizado y que ahora se están estudiando las alegaciones que se han presentado.


Ortega ha manifestado también el hecho de que los canarios tienen el mismo derecho que los residentes en las Islas Baleares a disponer del gas canalizado porque es más barato y supone un ahorro en la factura energética y porque, además, se reducen las emisiones de CO2.


El consejero ha indicado que el proyecto cuenta con el apoyo de la UE a través del Plan Júnker y ha sido respaldado con un préstamo del Banco Europeo de Inversiones, y ha recalcado que la opción del gas en sustitución del carbón y del fuel es una solución por la que están optando países como Reino Unido.


Así mismo, en relación al rechazo del gas por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), Ortega ha aludido a la oposición generada con el Fondo de Desarrollo de Canarias que finalmente no llegó a los tribunales y sí a los municipios y ciudadanos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.