Izquierda Unida critica que los presupuestos de Arafo están alejados de las necesidades reales de los vecinos

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / ARAFO


Los presupuestos municipales de 2018, a pesar de la propaganda municipal, no han contado con políticas activas de participación que pasan por la explicación del anteproyecto del equipo del gobierno y de los datos económicos financieros de la Corporación necesarios para debatir en profundidad y plantear las mejores alternativas a un documento de la complejidad de unos presupuestos municipales. Hay que incorporar a las grandes y las pequeñas decisiones a las personas afectadas, directa o indirectamente, y, en general, a la ciudadanía que debe y puede sentirse responsable de las decisiones y no un simple instrumento pasivo.


Reclamamos que se generen jornadas de difusión y explicación, facilitando la información de la ejecución presupuestaria anterior, incluyendo las bases de ejecución del presupuesto, anexos e informes de las unidades administrativas y de intervención. Hay que dar ejemplo de transparencia difundiendo la información de un documento clave en el desarrollo de toda la actividad municipal.


Lo que el Alcalde y su grupo de gobierno ocultan en su propaganda a la ciudadanía es que está previsto que en el 2018 se destine a pagar deuda pública (amortización de préstamos e intereses) la cantidad de 467.759,68 €. 


Esta situación hace del todo necesario que se negocie con las entidades financieras el tipo de interés aplicable y la necesidad de establecer un programa de pago (amortización) que incluya la correspondiente auditoria de la deuda, ya que no es socialmente sostenible que se destine de los presupuestos municipales semejantes cantidades a pagar unos préstamos e intereses en condiciones abusivas e ilegítimas.


Los servicios privatizados le cuestan al ayuntamiento en este año 600.000 € para la prestación del servicio de abastecimiento de agua y 5.400.000 € a pagar la prestación del servicio de limpieza. En tal sentido hemos solicitado realizar una auditoría de los actuales contratos, del conjunto de los ingresos que reciben en el municipio y de las tarifas que pagan los vecinos y compararlo con la inversión y la calidad del servicio que se presta, con la finalidad de renegociar las condiciones contractuales como primer paso hacia el rescate de los citados servicios para prestarlos desde formulas de gestión pública de forma mancomunada con los municipios del valle.


Lo que no es de recibo es que en la actual coyuntura económica y de necesidades sociales el Ayuntamiento de Arafo tenga previsto gastarse en 2017 la cantidad de 22.566,23 € en personal de confianza, y más de 38.500 € en atenciones protocolarias, representativas y propaganda.


Con el ahorro en estas y en otras partidas Izquierda Unida en Arafo ha planteado enmiendas parciales para impulsar un Plan de de choque de formación y empleo para jóvenes, que fomente la implantación, asesoramiento y apoyo a la diversificación productiva y el fortalecimiento del tejido económico local, un Plan municipal de creación y gestión de parque de viviendas en alquiler social, un programa de promoción turística de calidad, vinculándolo al turismo rural (Rutas de senderismo, potenciación del patrimonio cultural y medioambiental, etc), a la creación de la marca Arafo vinculada a la calidad de los productos y servicios del municipio, a la creación de un Centro de Empresas que sirva para impulsar iniciativas innovadoras (I+D) y de asesoramiento al pequeño y mediano comercio, a la primera fase del proyecto de registro de tierras agrícolas para su puesta en explotación y al fomento de la propia participación ciudadana. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.