Desobediencia total, civil y masiva, la Revolución catalana. La revolución de las desobedientes

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / OPINIÓN



Desobediencia Total, Civil y Masiva, La Revolución Catalana


El pueblo catalán se está organizando para llevar a cabo la que puede que sea la Revolución en Europa más importante de principios del Siglo XXI.


Millones de personas, la sociedad civil, se está preparando para un gigantesco ejercicio de Desobediencia Civil: la de todo un pueblo, el Catalán, que, de esta manera, reafirmará y empezará a materializar lo que es y quiere ser: La República Catalana.


Ayuntamientos, funcionarios, madres, padres, hijas, hijos, abuelas, abuelos se entrelazan en este sentir materializado que se respira en el ambiente: no obedecer más a una dictadura impuesta desde hace tiempo, no sólo a las catalanas y catalanes sino a todas y todos los españoles.


Esta dictadura se ha quitado, de repente y a velocidad de espanto, todas sus caretas.


El régimen del 78 muestra su verdadera faz: el franquismo nunca acabó. Todo, incluido el PSOE, fue un gran artificio, un gran juego de magia, de malabarismo, para engañar al pueblo haciéndole creer que vivía en democracia cuando en realidad, vivía bajo la misma dictadura sólo que pintada de rojo y azul.


Los partidos políticos, auténticas mafias de delincuentes, tal como se ha demostrado, tanto el PP como el PSOE y ahora C’s, han devastado un país de países entero, arrasando hasta el último céntimo para gastárselo en sus obscenas y burdas ansias de poder y de dinero.


Palurdos ansiosos y avariciosos gobernando a un pueblo que, por desgracia, aún hoy en día, tiene millones de habitantes de la España Profunda.


Pero el pueblo catalán se ha cansado de esta Tiranía de los Palurdos y ha decidido, legítimamente, dar todos los pasos necesarios para la conformación de una República Catalana, democrática, feminista, con los Derechos Humanos como valores fundamentales y con el mandatado zapatista a los gobernantes de mandar obedeciendo, obedeciendo al pueblo.


No hay vuelta atrás. Esta Revolución de las Desobedientes va a triunfar por el simple hecho de que el poder humano no existe, es una falacia. Nadie tiene poder, existe gente que obedece. Si esa gente deja de obedecer, el poder que se supone que tenía el que manda, desaparece.


Esto es lo que está haciendo y va a hacer el pueblo catalán: un gigantesco ejercicio de desobediencia civil organizada que nada ni nadie pueden parar. Millones de personas desobedeciendo son el poder, el agente de Cambio más poderoso que existe en la Naturaleza.


Y a la Naturaleza, nada ni nadie la pueden parar. Ni siquiera el dinero. O, mejor dicho, lo que menos puede parar a la Naturaleza es el dinero.


Sólo el pueblo salva al pueblo. El poder es del Pueblo. El poder es el pueblo. ¡Viva la República Catalana!


Som lliures perquè som desobedients



adoranser

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.