Malestar entre alcaldes 'perseguidos' por tener que posar en una foto junto a Colau

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / EL CONFIDENCIAL @


Si una fotografía vale más que mil palabras, este sábado los independentistas tienen un buen motivo para estar felices: han citado a los 700 alcaldes que están a favor de la independencia y que quieren desobedecer las leyes españolas para hacerse una foto que es más simbólica que efectiva: a las 11 de la mañana, serán recibidos por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el Ayuntamiento de la capital catalana. A las 12, les espera el ‘president’ Carles Puigdemont al otro lado de la plaza, en el Palau de la Generalitat, en un acto en el que estarán también presentes todos los consejeros y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.


Entre los alcaldes independentistas, no obstante, existe una creciente crispación porque antes de ver a Puigdemont tienen que rendir pleitesía a Colau, a quien en muchos sectores consideran 'una traidora'. Da hecho, la alcaldesa de Barcelona, fiel a su estilo, denegó los locales para colocar las urnas pero luego firmó un pacto secreto con Puigdemont (para hacer la pinza a Rajoy) en el que promete que los barceloneses podrán votar el 1 de octubre y que ella misma ejercerá su derecho a voto.


Colau había decidido que no se saltaría las leyes y que no dejaría colegios electorales en Barcelona para el 1 de octubre, especialmente después de las comunicaciones del Constitucional. Pero ha visto que los alcaldes que no permitan el referéndum están muertos políticamente y que los que se han declarado insumisos tienen prácticamente la reelección asegurada. Por eso cambió de bando, nadó entre dos aguas y decidió luego apoyar el referéndum” -sin ceder colegios-, explican a El Confidencial fuentes independentistas.


Con la escenificación de la foto esperaban un 'gesto' contra la ofensiva del Gobierno central, pero la presencia en el mismo de la 'traidora' Colau ha venido a enturbiar lo que debía ser una muestra de unidad. Miquel Buch, alcalde de Premià de Mar y presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), ha sido -según fuentes solventes consultadas por este diario- el ariete contra la presencia de Colau en el homenaje de este sábado y quien ha encabezado la 'revuelta' por tener que rendir pleitesía a la alcaldesa.


Buch decía esta semana que la actual ofensiva de lances judiciales y de citaciones es fruto de una “acción desesperada del Estado” para frenar el referéndum. Según este edil, “si a una persona la persigue la justicia, tiene un problema. Pero si son más de 700 alcaldes los perseguidos por la justicia, quien tiene un problema no son los alcaldes: es la justicia española”. Fuentes independentistas consultadas por este diario subrayan la importancia de sumar cuantos más procedimientos judiciales mejor y confían en que la cantidad de litigios en marcha puedan “colapsar el sistema judicial”.


No obstante, la casi totalidad de esos alcaldes son de pequeñas poblaciones y aunque suponen más del 80% de todos los consistorios catalanes, en realidad copan poco más del 60% de la población. Los grandes municipios como Barcelona, Hospitalet, Tarragona, Lleida, Santa Coloma de Gramenet y grandes localidades del cinturón industrial barcelonés no comulgan con el secesionismo.


El acto de este sábado había sido convocado hace unos días para “mostrar el rechazo a una justicia española que persigue a los medios de comunicación, papeletas, urnas… y ahora alcaldes y alcaldesas, después de perseguir a la Mesa del Parlamento y al Gobierno”. Su convocatoria fue motivada por el envío de cartas a más de 700 alcaldes, citados a declarar por firmar un decreto de apoyo al referéndum del 1 de octubre, según un comunicado conjunto de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y de la Asociación Catalana de Municipios (ACM).


Estas dos entidades han garantizado unidad de acción ante el ‘procés’. Pero esta escenificación tiene trampa: La ACM era la asociación minoritaria de los alcaldes catalanes. Fue creada por Jordi Pujol para minar el poder de la poderosa Federación de Municipios de Cataluña (FMC), en manos de los socialistas, que eran quienes siempre habían mandado en las localidades más grandes. Al crearse la AMI, todos los consistorios de la ACM se alistaron también en la nueva plataforma independentista (la AMI, en la que también se integraron municipios que no estaban en la ACM), por lo que las dos asociaciones representan a los mismos consistorios. De hecho, prácticamente el 100% de los Ayuntamientos de la ACM también forman parte de la AMI. No obstante, de cara a la fotografía, se sostiene que son dos entidades distintas, como si defendieran los derechos de municipios diferentes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.