La cruel fiesta del cordero

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / OPINIÓN ,/ EDITORIAL


El día 1 de Septiembre los musulmanes celebran la cruel fiesta del sacrificio del cordero.


Vi en YouTube una filmación en 1º plano, de cómo maniataban a un cordero, le ponían la rodilla en la cabeza, le cortaban el cuello y durante tres interminables minutos el pobre animal agonizante, intentaba respirar con la tráquea rota , con estertores de sus patas y su cuerpo, decía adiós a la vida de tan infame manera.


No me puedo imaginar a DIOS feliz por tal acontecimiento, ni agradecido por tal celebración, solo faltaba eso. El espíritu de la compasión y el amor no casa con la crueldad hacia cualquier ser vivo, animal o humano.


El argumento de ser una tradición religiosa o cultural en otros casos, no es un argumento que disculpe tal atrocidad. ¿O vamos a permitir la ablación de las mujeres por ser una tradición?


La conciencia del ser humano evoluciona imparablemente y las costumbres que antes nos parecían decentes ahora nos parecen intolerables.


La Unión Europea exige en las matanzas de animales, un aturdimiento previo para evitar el dolor, angustia, miedo y otras formas de sufrimiento en los animales. Pero exime de esta norma a los sacrificios religiosos con animales. ¡Increíble! Menos mal que deja a cada nación decidir lo que estime oportuno.


Los sacrificios religiosos deberían de dar ejemplo de ética y de moral hacia los animales.


Ya el concepto de fiesta del cordero lo dice todo. Matar por diversión es el común denominador de las crueldades inmorales que se cometen con los animales, como cazar, los toros, peleas de gallos, etc.


Mato para divertirme, sobre todo, comer es un tema secundario. Y como dice un filósofo, la motivación lo es todo…


Mientras voluntariamente los humanos decidamos seguir comiendo carne, lo mínimo que podemos pretender es que sean criados en un entorno saludable, físico y emocional y en el momento de morir hacerlo de una manera rápida e indolora. 


Eso es lo que una persona con sentimientos, piensa y desea.


Y siempre estamos a tiempo de cambiar y rectificar conductas equivocadas y erróneas, para eso estamos en esta vida.


Lo importante es aceptar nuestros errores y rectificar, no pasa nada, eso nos hace grandes.


La comunidad musulmana en España y en Canarias debería de tener altura de miras y actualizar la forma de matar a sus animales, evitándoles la angustia, el miedo y el dolor aturdiendo a los pobres animales con los métodos veterinarios eficaces.


Eso hará a los musulmanes más humanos y queridos por Dios y los hombres.


Y los políticos encargados de regularizar las normas sociales, apoyar las medidas adecuadas para lograr un trato humanitario a los animales, es decir, evitando sufrimientos gratuitos e innecesarios.


En recuerdo de mi querido padre musulmán que no soportaba estas prácticas.





ABEL ROMAN

COORDINADOR DE LA RED CANARIA SOLIDARIA CONTRA LA CRUELDAD ANIMAL.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.