Las verdades que el destituido alcalde nacionalista de Icod oculta respecto de su ‘nefasta’ política de Personal

|


EDDC.NET / Santa Cruz de Tenerife


La supuesta eficacia del gobierno municipal de Francis González, el destituido ex alcalde de Icod, en minoría pero fuerte, según le gusta afirmar a González, no es mas que otra falacia del ex alcalde, desmentida por sus propias actuaciones.


El propio González comunicó a los representantes de algunos de los sindicatos presentes en el Ayuntamiento de Icod de los Vinos en una reunión convocada por él mismo y celebrada el pasado 4 de julio que había decidido sustituir a Armindo González como representante del Ayuntamiento en las relaciones con las organizaciones sindicales.


Según informó Francis González a partir de ese momento sería él mismo quien asumiría esas funciones. La destitución de Armindo González, que había sido presentado por el Alcalde como su fichaje estrella al principio de su mandato como Alcalde hace dos años, demuestra que su gobierno hacía aguas en el momento en que fue destituido por la moción de censura presentada por 12 de los 21 concejales que forman el Pleno del Ayuntamiento de Icod de los Vinos.


La capacidad de Armindo González para dirigir las importantes áreas municipales que Francis González le delegó fueron puestas en duda por la oposición al principio del mandato tanto por su extensión como por el hecho de que sólo tendría una dedicación parcial del 75% de la jornada laboral.


Los hechos dieron la razón a quienes dudaban de su capacidad y desde el primer momento quedó patente su absoluta falta de autoridad, ninguneado permanentemente por la prima de Francis y secretaria accidental del Ayuntamiento que Cheo Dorta había nombrado a dedo.


Armindo González, durante los dos años que fue responsable del personal del Ayuntamiento no atendió ni una sola de las solicitudes de los representantes del personal para reunirse, dejando claro desde el primer momento cual iba a ser la política del gobierno de Francis González en la materia.


Las escasas decisiones que tomó Armindo González en materia de personal han terminado en un fracaso absoluto, como la convocatoria ilegal de un concurso de traslados para policías que infringiendo la ley que limita dicho concurso al 20% de las vacantes. El concurso que convocó Armindo González y que tras dos años de tramitación finalmente quedó desierto contemplaba el 100 % de las plazas.


Solo cuando sonaron con mas insistencia los rumores de moción de censura, el alcalde destituido tomo la iniciativa de reunirse con los representantes del personal, pero dejando claro que se trataba de una reunión informal, es decir que no les reconocía ninguna representatividad ni legitimidad.


En esa reunión comunicó la destitución de Armindo González como representante del Ayuntamiento en las relaciones con las organizaciones sindicales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.