El alcalde de Arafo debe dimitir ya, máxime cuando reconoce públicamente haber cometido prevaricación.

|


Francis Hernández / LIBREDIARIO@DIGITAL / ARAFO


 


Lemes probablemente, y ante la imposibilidad de negar lo evidente,está siguiendo un guión aconsejado por su abogado, servicios que pagamos los vecinos ya que han contratado una póliza para defensa jurídica que le exime de pagar gastos en abogados.


Nunca quedaban desiertos los concursos,simplemente no los convocaban para darle el servicio a sus amigos.


Ahora de lo que se trata es de quedar como la victima en esta reconocida por él mismo, prevaricación.


Añadir que la mesa de contrataciòn la crearon pero no la han usado,lo cual significa que crearla fue sólo un lavado de imagen pero que se siguen haciendo contrataciones sin que pasen previamente por esa mesa y eso también es presunta prevaricación a nuestro juicio.


Como es habitual siempre deja caer que no lo han "guiado" bien responsabilizando a los técnicos, nosotros ya le dijimos en pleno que a quien tiene que mirar es a su derecha, su delfín y mano derecha es el que le guía en estos errores y no los técnicos.


Que quedar como una pobre víctima que sólo buscaba el bien de su pueblo está bien para su electorado pero para un juez no creo que tenga relevancia, el presunto delito reconocido por él ya está detectado para la Fiscalía.


Que las alternativas no son la mala y la menos mala, las alternativas son gestionar el dinero público bien, con transparencia y honradez o gestionarlo sin importarte lo que es mejor para todos con tal de favorecer a "tus amigos", eso es perjudicar los intereses públicos, esos que tanto parece importarle pero que no respeta.


En Arafo hay mas empresas dedicadas a la venta de material y que esa ferretería no es "la única ferretería del pueblo",esa es la "ferretería del Ayuntamiento" según dicen siempre, claro que no nos sorprende ya que basta con mirar los años electorales y ver como se multiplica la facturación, y es de sobra sabido y comentado por la vecindad.


Decir que los "habilitados" (intervenciòn y secretaría) que son los que deben guiar al Alcalde si se ponían de acuerdo, estaban de acuerdo en que se estaban haciendo las cosas muy mal y así se lo transmitían en sus informes al Alcalde y le advertían de que no era legal lo que estaba haciendo, pero éste Alcalde , como si el pueblo fuera su cortijo personal, no hacía caso de esos informes ni de las advertencias de ilegalidad y ahora quiere dar una imagen de pobre víctima que sólo hacía lo mejor para su pueblo. Arafo no merece una gestión así.


Sobre lo de contratación del médico hay una opción legal que es solicitar a función pública listas de otras administraciones

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.