Unid@s se puede considera que el Obispado debería explicar el destino de los ingresos por las entradas de visitantes a edificios religiosos

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / LA LAGUNA 


Rubens Ascanio Gómez, portavoz de Unid@s se puede en el Ayuntamiento de La Laguna, reclama que el Obispado explique el destino de los fondos que recibe por el cobro de entradas para visitar templos religiosos, tras la reciente decisión de cobrar entradas a los turistas por visitar La Catedral, “ ya que son edificios que en bastante casos han sido rehabilitados con fondos públicos, estos datos de ingresos creemos que deberían hacer que nos replanteemos los acuerdos económicos existentes entre el Consistorio y el Obispado”.


La medida del cobro por entrar en La Catedral lagunera sigue a otras similares tomadas con anterioridad en templos como La Concepción. 


Según las autoridades eclesiásticas los cobros serán de 5 euros, con descuentos para determinados colectivos y grupos, teniendo una previsión de visitas diarias de 1500 personas, excluyéndose a los residentes en esta provincia, “no así a los que vienen desde la provincia vecina, que son tratados como turistas”. 


Ascanio asegura que, “incluso con unos cálculos más moderados de solo 1.000 visitantes diarios y aplicando tarifas inferiores, nos da unos ingresos anuales aproximados de 1,3 millones de euros, eso sin hablar de los otros templos que tienen este sistema de cobro de entrada a no residentes”.


Desde la formación lagunera aseguran que tratarán de aclarar “si el Obispado ha realizado alguna solicitud al Ayuntamiento o a otras administraciones públicas para realizar este cobro de entradas, ya que para su reapertura en 2014 se tuvieron que usar más de ocho millones de euros de presupuestos públicos para recuperar las cubiertas de este Bien de Interés Cultural”.


Ascanio entiende que con estos ingresos el Obispado debería atender obras que se están desarrollando sobre sus propiedades y que siguen recibiendo dinero público, especialmente cuando no se les está cobrando impuestos como el IBI en edificios donde desarrollan actividades económicas, caso del Seminario, que tiene un valor catastral de más de 13 millones de euros, donde hay diversas empresas operando y donde el proyecto de Plan General de 2014 ubicaba uno de los mayores centros de oficinas del municipio.


El edil recuerda que en el presupuesto municipal de 2017 hay plasmados 48.510 euros destinados al Obispado para facilitar visitas guiadas a los edificios religiosos, así como 55.000 euros para la rehabilitación del Santuario del Cristo y 25.000 más para el convento de Santa Catalina. 


No rechazamos que se destine dinero público a rehabilitar espacios con gran valor patrimonial, aunque su propiedad sea privada, lo que creemos es que se debe ser corresponsable y transparente en estas ayudas y su gestión, se le debe exigir al Obispado que muestre sus cuentas y que explique cuánto dinero recibe por estas visitas y a qué lo está destinando, para que las administraciones públicas actúen en consecuencia”. - asevera Ascanio

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.