No a la privatización de los comedores escolares en Canarias por sus nefastas consecuencias

|

LIBREDIARIO@DIGITAL / OPINIÓN / EDITORIAL


En plena campaña a las primarias de Podemos en Canarias en las que estoy embarcado no puedo dejar de observar lo que pasa en las Islas. Y casualmente ayer me contactaron para pedirme ayuda e implicación en el asunto de los comedores escolares en Canarias y su inminente privatización total. Como no podía ser de otra manera, aparto la campaña electoral para avanzar una denuncia pública que espero secunden pronto los colectivos en los que participo y otros muchos. Una decisión esta la de privatizar los comedores escolares, que considero nefasta para nuestros niños y niñas, para sus familias y para la sociedad en su conjunto, por las consecuencias que trae.


I.- Mermas de la calidad. Algo que resulta evidente y parte de la lógica del máximo beneficio al menor coste de las empresas privadas, frente a la lógica del interés general de las empresas públicas. Las empresas privadas tienen que cumplir con sus expectativas de beneficio para sus accionistas, y detraen en lo que se gasta en comida y en su calidad. Quien tiene hijos en colegios sabe lo mucho que abusan los cátering de comida precocinada de muy poca calidad. Así, no es la primera vez que en Canarias se interceptan camiones con comida destinada a colegios que presenta mal estado o no cumple con unas mínimas medidas de sanidad en el transporte, como ocurrió el 10 de mayo de 2016 en Santa Cruz de Tenerife, cuando policías locales interceptaron dos vehículos que trasvasaban comida destinada a varios colegios de la capital sin cumplir con las medidas higiénico-sanitarias preceptivas.



comida camion
II.- Sobrecoste para las familias. De la misma lógica de maximización del beneficio se deriva un aumento de la cuota de comedor que pagan las familias. Algo que extraemos de la experiencia reciente y de lo ocurrido ya en centros donde este servicio se ha privatizado, pasando de los 54 euros de cuota máxima con el servicio público a los 70 euros mensuales tras la externalización del mismo. Al margen del precio, al recortar la empresa el tiempo de permanencia en el comedor, se produce un desajuste en la organización de la familia, dificultando aún más la posibilidad de conciliar la vida laboral y familiar. No hablamos ya de las cuotas irregulares que cobran a las familias en los colegios concertados por variados conceptos -que muchas familias llaman el impuesto revolucionario-, haciendo que la educación pública lo sea cada vez menos, ante la mirada pasiva de nuestras administraciones canarias.



colegio privadoIII.- Explotación laboral. Otra consecuencia de la misma lógica de nuestras democracias privatizantes: las administraciones ofertan a la baja para gastar menos y las empresas que más pueden ajustar sus propuestas son casi siempre empresas grandes, dejando fuera de las adjudicaciones a empresas de pequeño y mediano tamaño de origen local. Luego la empresa que se ha hecho con la concesión, al haber ofertado tan a la baja tiene que recortar de algún lado, y recorta en los trabajadores, apostando por contratos precarios a gente preferentemente joven y con poca formación, a la que pagarán poco y echarán pronto. Un ejemplo paradigmático de estas prácticas lo tenemos en la empresa líder en el sector del cátering para colectividades en España, la empresa Serunión. Esta empresa es la joya de la corona de las privatizaciones del PP en toda España, hasta el punto de que no hay una administración del Partido Popular que no tenga algún servicio de cátering externalizado con esta empresa. Esta empresa fue noticia hace unos años en Canarias por despedir de manera improcedente y señalar públicamente como “ladrona” a una trabajadora del comedor del Albergue Municipal de Santa Cruz de Tenerife por llevarse dos panes y unas lonchas de queso para sus hijos, por la falta de recursos económicos que sufría. A raiz de saltar a la luz este caso denunciado por varias plataformas sociales de Tenerife (Asociación Viera y Clavijo, Plataforma por la Dignidad), supimos de la multitud de denuncias que tiene esta empresa en infinidad de colegios de distintos lugares de España, por mala calidad de la comida y por prácticas de explotación laboral y despidos improcedentes. Mucho nos tememos que esta empresa entre de lleno también en los comedores escolares de Canarias, de la mano de un PP que va directo al Gobierno.



Screenshot_2017-06-10-08-50-18-1
IV.- Menos recaudación vía impuestos. Consecuencia de la explotación y la precariedad laboral apuntada anteriormente deviene una menor recaudación vía impuestos, pues de contratos precarios muy bajos poco se va a recaudar. Así, no es de extrañar que se haya terminado ya casi la hucha de las pensiones en España.

V.- Fuga de capitales. Otro consecuencia diabólica más de esta locura privatizadora, pues el dinero destinado a mantener un servicio público de comedor revierte en la gente de aquí, ya uqe son trabajadores públicos residentes en Canarias, algo que no sucede con la mayoría de empresas que acceden a las adjudicaciones, mayoritariamente multinacionales o empresas con sede en otros lugares muy alejados de Canarias, de modo que todo el dinero se marcha fuera (incluído el Impuesto de Sociedades), empobreciendo aún más nuestra economía.





el roto
VI.- Fomento de la especulación financiera. La guinda a esta sarta de despropósitos y políticas contrarias al interés general la pone el hecho de que algunas -o muchas- de las empresas que se llevan los contratos son multinacionales extranjeras que tienen su matriz empresarial en empresas de caracter financiero especulativo, tal es el caso de la empresa francesa que fue denunciada por la comida que trasvasaban de un camión a otro de manera irregular en Santa Cruz de Tenerife y que apuntamos en el primer apartado.


Con todo lo apuntado, creo que hay razones más que de sobra para rechazar de plano la privatización de los comedores escolares en Canarias, y por extensión la mayoría de las privatizaciones, por esta lógica perversa tan dañina para nuestra sociedad, que sólo beneficia a unos pocos empresarios y a los políticos que los favorecen, por algo que resulta obvio y sobra que comentemos aquí.


Así las cosas, como portavoz de la Plataforma por la Dignidad y como candidato a Secretario General de Podemos Canarias por la candidatura “Podemos desde Abajo”, invito a la dirección de Podemos en Canarias, a sus cargos públicos y por extensión a todas las fuerzas políticas y sociales de nuestras Islas, a que denuncien públicamente este asunto y se opongan por todas las vías posibles, animándolos a apoyar las movilización que las ampas y otros colectivos implicados convocan para este próximo 15 de junio.



Eloy Cuadra, escritor, activista social y candidato de Podemos desde Abajo 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.