La Policía Local intensifica la inspección de caniles en la zona de San Andrés

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife ha intensificado el seguimiento que se hace habitualmente de los lugares donde se guardan, mayoritariamente, perros de caza de raza podenco. Ante la reiteración de denuncias particulares sobre el estado de animales en determinados enclaves de San Andrés, distintas unidades policiales, desde el grupo de Protección del Entorno Urbano (Proteu) a los grupos operativos de servicio e, incluso, anteriormente la Unipol, han inspeccionado estos lugares y emitido los oportunos informes.



Precisamente, y ante las quejas públicas emitidas ayer, agentes del Proteu han verificado esta misma mañana que en dichas instalaciones no había animales en los habitáculos denunciados.



Una de las principales conclusiones de este trabajo policial es la inexistencia de indicios de que en alguno de estos lugares se celebren peleas de animales; de hecho, en la última visita a la zona de San Andrés se accedió a los caniles y espacios adyacentes, confirmando la presencia de tres perros que contaban con casetas individuales. Se identificó al propietario de los animales y se comprobaron los datos del microchip estando todo ello convenientemente registrado. Los habitáculos que permanecían vacíos estaban limpios y en correctas condiciones, siendo espacios reservados para perros de cacería.



También a primeros de marzo se inspeccionaron otras instalaciones dedicadas a la guarda de animales en una ladera del pueblo costero, dando cuenta los agentes del Proteu a la autoridad pertinente de la posible existencia de una serie de vallados ilegales en zona rústica. En ese lugar se localizó al propietario, quien accedió a mostrar la zona destinada a gallináceas, donde había unos 50 animales, además de un perro sin identificación reglada. Este animal fue retirado por personal especializado del albergue comarcal de Valle Colino. Respecto al estado de las instalaciones se le comunicó al dueño que disponía de un plazo de diez días para aplicar medidas correctoras y que se informaría al servicio de Gestión y Control medioambiental para que verificase las condiciones de los animales. Consta en el informe que tampoco existen pruebas de que el lugar sea utilizado como espacio para entrenamiento o peleas de animales.


Actuaciones en Valleseco



Dentro de las labores habituales de inspección realizadas por la Policía Local, también se ha visitado la ladera de Valleseco, donde desde hace años, en un terreno cuya titularidad no parece estar definida, existen una serie de casetas destinadas a la guarda de perros. Además, motivado por denuncias de particulares se han girado numerosas visitas al lugar, incluso en colaboración con miembros de la Guardia Civil o de la Unidad del Medio Natural (UMEN).



Así, consta en los archivos policiales que, a pesar de algunas quejas, los animales allí establecidos se encuentran en buenas condiciones físicas y cumplen con los registros exigidos por la legislación específica. Los miembros del Proteu llegan a constatar la denuncia de los propietarios porque ha habido personas que han violentado el vallado perimetral, constando denuncia ante la Policía Nacional, que investiga los hechos.



En la conocida como Montaña Jurada de Valleseco también se inspeccionaron las instalaciones dedicadas a la guarda de perros de caza, sin que se advirtiera infracción alguna; los informes policiales detallan los datos de los perros allí custodiados con sus microchip y cartillas veterinarias en correcto estado.



También con la colaboración de los propietarios se verificó la limpieza de una zona vallada en la que conviven sueltos cinco podencos. En otro espacio cercano había otros siete podencos que, aparentemente están en buen estado de salud y alimentados, además de aportar los datos identificativos de los canes. En este caso el informe policial sí advierte de la necesidad de adecuar los caniles para mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de los animales, dando un plazo para su corrección, de lo que se informó al servicio municipal de control para que sus inspectores visitaran la zona. 


Curiosamente en la Policía Local constan visitas e inspecciones a estos enclaves desde el mes de junio del año 2004, realizadas algunas de dichas comprobaciones por parte de la Unidad de Intervención Policial (Unipol).




Además, en las últimas semanas, integrantes de la Unidad del Medio Natural (UMEN), dependientes de la concejalía de Sanidad y Medio Ambiente, también han visitado estos lugares realizando informes sobre la situación de los animales. 


Estas inspecciones complementan las labores de control y seguimiento municipal de este tipo de casos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.