El Consistorio aprueba la ordenanza de protección y tenencia de animales

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy, viernes 27, de manera definitiva, la ordenanza reguladora de protección y tenencia de animales del municipio. El documento, que se sometió a información pública desde el pasado mes de julio, ha sido consensuado y enriquecido con las sugerencias y aportaciones de las distintas protectoras de animales, el Colegio Oficial de Veterinarios, así como otros colectivos vinculados con los animales.


El concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, indicó que una de las principales novedades que recoge la nueva ordenanza es la obligatoriedad de que todas las mascotas existentes en la capital lleven el correspondiente chip identificativo o, en su defecto, un método alternativo en el caso de que se trate de animales muy pequeños.


Con esta medida –indicó el edil–, pretendemos conocer la identidad de su legítimo propietario en caso de pérdida o extravío y, de igual manera, frenar el abandono de las mismas. Ahora, con la entrada en vigor de esta normativa, los propietarios tendrán tres meses para colocar el preceptivo chip a todas sus mascotas”.


Es una ordenanza que recoge, fundamentalmente la protección y defensa de los animales. Se trata de un documento activo, que incluso podrá evolucionar para adaptarse a las nuevas circunstancias”, manifestó el edil.


La ordenanza también recoge regulaciones en lo relativo a las molestias que ocasionen los animales al vecindario, atención y vigilancia adecuada a los animales, prohibición de acceso de los animales a personas, animales o cosas, deterioro de vías y espacios públicos por los animales, acceso de los animales a transportes públicos y lugares públicos y aceptación de animales de compañía en taxis conforme a lo establecido en el Reglamento Nacional de Servicios de Transportes en Automóviles Ligeros.


Respecto a las sanciones que recoge el documento, éstas se han endurecido notablemente y se han llevado al máximo fijado por la Ley Canaria de esta materia. También se han incorporado nuevas figuras sancionadoras que adaptan la ordenanza a los tiempos actuales. Aquellos ciudadanos que no abonen la correspondiente sanción o que aleguen carencia de recursos económicos para afrontar su pago, tendrán que realizar un determinado número de horas de trabajo comunitario. Las mismas se llevarán a cabo, en función de la cuantía de la multa, en el albergue comarcal de Valle Colino.



El documento regula, de igual manera, la tenencia de animales exóticos y animales potencialmente peligrosos, entre los que están incluidas algunas razas de perros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.