¿Ha prevaricado Bermúdez?

|


LibreDiario@Digital / Santa Cruz de Tenerife


Han sido tantas y tan variadas las triquiñuelas y fullerías empleadas por el alcalde José Manuel Bermúdez y su grupo de gobierno en su descarado afán por sabotear la ejecución de la sentencia firme en la que se obliga, desde noviembre de 2014, a la demolición total del Mamotreto, que solo parece una artimaña más para seguir dilatando la ejecución de dicha resolución judicial el recurso que han interpuesto recientemente contra el contrato y el proyecto de derribo redactado por Gestur a instancias del consistorio capitalino los seis condenados en este caso de corrupción.


Los condenados acusan ahora al Ayuntamiento de vulneración de derechos y de graves errores en la tramitación del expediente y solicitan, por tanto, anular el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno. Según éstos, se han omitido informes preceptivos, una de las causas por lo que ellos fueron condenados a penas de cárcel y al pago de los costes del derribo, lo que a su juicio consideran que es causa de nulidad.


Recordamos cuando José Manuel Bermúdez manifestaba machaconamente que “si derribaba el mamotreto podría prevaricar” a pesar de la existencia de una sentencia firme, ahora, en la redacción del contrato y del proyecto de demolición, son sus propios conmilitones los que le acusan de cruzar supuestamente esa frontera delictiva. 


Finalmente, nos llama poderosamente la atención la falta de respeto que manifiestan los tres concejales y los tres funcionarios condenados a las decisiones judiciales al atreverse a afirmar en el recurso “que el cumplimiento de la sentencia es una fútil excusa” y se acogen desesperadamente al inaplicable fundamento diez de la sentencia a pesar de que se ha demostrado fehacientemente que no se puede legalizar una construcción ilegal a través del planeamiento, tal como recoge la extensa jurisprudencia del Tribunal Supremo.


Desde la Plataforma por el Derribo del Mamotreto y Contra la Corrupción exigimos la urgente resolución de este último contencioso y, de ser ciertas las denuncias de los condenados, se exijan las responsabilidades penales que hubiera lugar. Mientras, exigimos que se cumpla con la justicia y se derribe el mamotreto de una vez.


Para cualquier gobernante debe ser una prioridad implementar políticas encaminadas a luchar de verdad contra la corrupción, sin embargo el alcalde Bermúdez sigue mirando para otro lado y contribuye de manera activa a mantener el régimen corrupto que ha caracterizado la política municipal en Santa Cruz durante decenios.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.