Recortes Cero exige que se aclaren las cuentas del rescate bancario

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / MADRID 


"Desde Recortes Cero queremos apoyar la iniciativa de los grupos parlamentarios de Unidos Podemos y Ciudadanos de solicitar una comisión de investigación sobre el rescate bancario y también el hecho de que el PSOE se haya comprometido a apoyarles. Esto, sin duda, es un ejemplo más de como la alternativa defendida por Recortes Cero de un gobierno de progreso fruto de un acuerdo entre PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, es la única alternativa al PP".


Recortes Cero hace público un comunicado en el que se expresa en estos términos:



La población tenemos derecho a saber que ha pasado con cada uno de los 60.000 millones de euros de dinero público que el Tribunal de Cuentas declara que ha costado el rescate bancario. En concreto 60.000 millones de euros son 1.300 euros de cada uno de los 46,5 millones de españoles; 1.300 euros que se han traducido en dolorosos recortes que hemos sufrido cada uno de nosotros en la Sanidad, en la Educación, en ayudas a la dependencia, en pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, en bajada de salarios....



Desde Recortes Cero consideramos que es también importante adquirir una visión colectiva y tener en cuenta que este volumen de capital sería suficiente para crear 1.200.000 empleos productivos (crear un empleo de estas características tiene un presupuesto de 50.000 euros). Un millón doscientos mil empleos industriales significarían no sólo un golpe a la realidad del paro que sufre España, sino un cambio completo en el horizonte de desarrollo de nuestro país. Porque cada empleo de estas características genera a su vez la creación de empleos de servicios, comercio..



Por esta razón, ante la cuestión del rescate bancario es fundamental promover una comisión de investigación que ponga luz y taquígrafos sobre las cuentas, pero también poner encima de la mesa la exigencia de una Banca Pública con las cajas rescatadas. En especial con Bankia, la que acumula más capital y está totalmente saneada después del rescate. 


Una Banca Pública presidida por gestores independientes de reconocida capacidad y prestigio, que revierta el dinero que hemos puesto todos los españoles al servicio de la mayoría. Y que ponga en marcha un proyecto de reconstrucción del tejido productivo y creación de empleo de calidad, que es lo que más necesitamos.



Ahora más que nunca la única alternativa a los recortes y las políticas del PP es la que pasa por la redistribución de la riqueza. Ha llegado el momento de redistribuir la riqueza para enfrentar las enormes desigualdades que recorren nuestra sociedad, afectan a la mayoría y son un lastre para nuestro desarrollo como país. Una Banca Pública forma parte de ese tipo de políticas de redistribución. Y la comisión de investigación puede ser un primer paso en esta dirección.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.