La OMIC recuerda que las rebajas afectan al precio del producto, no así a su calidad

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), ha lanzado una serie de recomendaciones para la compra bajo el formato de rebajas, con las que pretende fomentar un consumo responsable y exigente. 


La OMIC recuerda, en ese sentido, que las rebajas suponen una reducción de precios, pero en ningún caso una disminución de la calidad de los productos ofertados.


La concejal responsable de Consumo de la Corporación municipal, Yolanda Moliné, explicó que aunque ya no exista período de rebajas como tal, debido a la liberalización de las mismas, las pautas a seguir por el consumidor para evitar problemas con las compras se deben mantener. Una de las principales recomendaciones es elaborar una lista de lo que realmente se necesita para evitar así compras compulsivas e innecesarias y comparar artículos y precios en los establecimientos para comprobar qué descuentos interesan más.


Los consumidores deberán tener en cuenta que únicamente se consideran rebajas la venta de productos incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas, los cuales han de mostrar su precio original junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.


No se incluyen en la venta en rebajas aquellos productos que no hayan sido puestos a la venta con anterioridad, así como la de los productos deteriorados o adquiridos con objeto de ser vendidos a precio inferior al ordinario.


Los comercios deben aceptar las devoluciones o cambios de productos defectuosos, deteriorados o desparejados, cuya venta está expresamente prohibida en los períodos de rebajas. Y en cualquier caso, deben aceptar los mismos medios de pago que admiten el resto del año.


La OMIC resalta también la importancia de conservar los tickets o facturas de las compras, ya que se necesitarán ante cualquier posible reclamación, así como tener en cuenta que en dichos documentos ha de figurar el nombre del producto, la fecha de la compra y el precio, con el IGIC incluido, además del nombre del comercio y su CIF o NIF. 


Además, el servicio de postventa y la aplicación de la garantía son iguales, con independencia de que los productos se adquieran en rebajas.


Moliné recordó que la OMIC presta un servicio gratuito de protección de los derechos del consumidor, que pueden acudir a las dependencias de dicha oficina, ubicadas en la sede municipal del Parque de La Granja, para informarse adecuadamente antes de comprar un producto o contratar un servicio, así como reclamar en vía administrativa.


Los ciudadanos también pueden recibir asesoramiento cuando consideren que sus derechos han sido vulnerados o se encuentren en una situación de indefensión en materia de consumo”, indicó.


Acerca de los cambios y devoluciones la OMIC insiste también en que los empresarios no tienen la obligación legal de realizar cambios y devoluciones de los productos vendidos en perfectas condiciones, sino que dicha práctica se efectúa a libre criterio de los comercios; no obstante, una vez que se establezcan, deberá informarse de estas condiciones al consumidor de forma previa a la compra del producto.


Por ello, las condiciones de dichos cambios o devoluciones serán establecidas por cada uno de los empresarios en cuanto a fijar plazos, modalidad y documentos que se soliciten para estas situaciones. En consecuencia, la OMIC aconseja solicitar dicha información para prevenir conflictos posteriores a la adquisición.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.