Con el nuevo consejero, JM Baltar, ‘a peor va la mejoría’ de la Sanidad canaria

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / LAS PALMAS 


El zorro al cuidado de las gallinas, nada más y nada menos que uno de los vicepresidentes de la gran patronal de la sanidad privada en el Estado Español, la Alianza de la Sanidad Privada Española. 


Se trata del gallego José Manuel Baltar, gerente del Grupo Hospitales San Roque de Las Palmas de Gran Canaria desde hace dos décadas, en un contexto en el que en los últimos años tanto las políticas del Partido Popular, a nivel central, como los gobiernos autonómicos de CC y sus socios de distinto signo, han estado deteriorando el servicio público, un empeoramiento marcado por el auge de la sanidad privada en cuya dirección el nuevo consejero tiene mucho peso. 


En el conjunto del Estado la sanidad privada ha ganado mucho terreno al sector público, La evolución de los dos sectores ha sido diametralmente opuesta. 


Entre 2010 y 2014, el gasto sanitario público sufrió un recorte de 8.161 millones de euros, según el informe Sistema de Cuentas de Salud 2014, elaborado por el Ministerio de Sanidad, mientras que el gasto sanitario privado creció en 3.983 millones, en ese mismo periodo. 


El gasto privado en sanidad creció todos los años desde 2010, lo hizo una media anual de un 3’8%, a diferencia de la sanidad pública, que sufrió una caída anual de un 2’8%. 


La sanidad privada se ha beneficiado de un escenario de fuertes recortes de recursos públicos y Canarias no es ninguna excepción al respecto. 


Sin dudas, el señor Baltar no solo va a continuar en esa línea sino que va a potenciarla al máximo. 


En una coyuntura de nuevos y brutales recortes anunciados en sanidad, su posición de dominio del sector privado lo pone en inmejorables condiciones para proceder a la transferencia de cuantos recursos económicos, vía conciertos y para seguros privados, pueda acaparar dejando a la sanidad pública el papel de “beneficencia”, de “sanidad para pobres” que será una “pobre sanidad”, de muy baja calidad, sin apenas recursos. 


No podemos permitir que el modelo que fue derrotado tanto en Madrid como en Valencia se imponga en nuestras islas. 


Eso es lo que nos espera si no reaccionamos, el zorro se comerá nuestra sanidad y con ella la equidad en salud para nuestro futuro y el de nuestros descendientes. 


Aún estamos a tiempo de evitarlo mediante la movilización de profesionales y trabajadores sanitarios en alianza con la ciudadanía.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.