El PP bajará el IRPF a mitad de legislatura si se cumple el déficit

|

ABC Última hora


El jefe del Ejecutivo y presidente del PP, Mariano Rajoy , junto a la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal , y los vicesecretarios, Pablo Casado, Javier Maroto, Fernando Martínez-Maillo y Javier Arenas


El PP se compromete a bajar el IRPF siempre y cuando el Gobierno cumpla los deberes y baje el déficit público al nivel apalabrado con Bruselas. Así lo recoge la ponencia económica y territorial que se debatirá en el XVIII Congreso del partido, del 10 al 12 de febrero en Madrid. En el documento, la formación propone «una rebaja en los tipos del IRPF hasta dejarlos entre el 18% y el 43,5%, una vez alcanzado el objetivo europeo de reducción de déficit público por debajo del 3%» del PIB. La actual tarifa se mueve entre el 19% para las rentas más bajas y el 45% de las más altas. ¿Cuándo se bajará del 3% de déficit? Según la senda acordada con la Comisión Europea, en 2018 se logrará un déficit del 2,2% , por lo que dicho año o el siguiente debería bajar el IRPF atendiendo a este compromiso.


El PP incluye así en su ideario político para los próximos años una promesa explícita de acabar la legislatura con bajadas fiscales, después de haberla comenzado con subidas de impuestos a empresas, alcohol y tabaco -además de las que está estudiando dirigidas a refrescos y figuras medioambientales-. Cuando el Consejo de Ministros aprobó esta andanada de alzas tributarias el pasado mes de diciembre, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señaló que el Gobierno no incumplía su programa electoral con estas subidas ya que este no incluía promesa alguna al respecto.


Si bien el programa de las pasadas elecciones no incluía ningún compromiso de alivio fiscal, el PP propuso en mítines reducir en dos puntos la tarifa del IRPF aunque no especificó cuándo se produciría. Ahora la bajada prometida es más humilde, de entre punto y punto y medio, pero detalla cuándo se quiere introducir. La ponencia económica coordinada por Javier Arenas, va más allá y sentencia: «En ningún caso se subirá el IRPF».


En el ámbito fiscal, el partido también propone un mayor control sobre las Sicav, así como «una revisión de la lista de paraísos fiscales» y un estatuto para la Agencia Tributaria para endurecer la lucha contra el fraude.


Junto a ello, el PP lanza otro mensaje en su ponencia territorial, quizá más dirigido a sus barones regionales. El Estado continuará cediendo recursos a las comunidades en la próxima reforma de financiación autonómica. «Tal y como ha sucedido en todas las reformas del sistema de financiación, el punto de partida de la próxima debe contemplar que ninguna comunidad autónoma empeore su posición financiera absoluta», recoge el documento. Por tanto, ninguna región perderá recursos respecto al actual sistema. Asimismo, defiende que las regiones tengan un nivel mínimo igual de prestación de sus servicios públicos «con independencia de la capacidad de cada una para generar ingresos propios».


El partido también lanza un recado a Cataluña y País Vasco: la reforma «no puede excluir a ninguna comunidad». Y rechaza las «negociaciones bilaterales» para tratar de moldear el futuro sistema de financiación al apostar por el Consejo de Política Fiscal como órgano de discusión. El PP también advierte que la reforma no puede servir para conseguir objetivos políticos más allá de la propia financiación, «mucho menos» si son «contrarios» a la Constitución. Mensaje a Cataluña: en el penúltimo Consejo, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, defendió convocar un referendo sobre la independencia de la comunidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.