El Ayuntamiento da vía libre a las ordenanzas de la Edificación y de Actividades Inocuas

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


El consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó este mediodía, de manera inicial, las ordenanzas de la Edificación y la reguladora de las Actividades Inocuas o No Clasificadas. 


En el primero de los casos se trata de la actualización de una norma del año 1992, encaminada a mejorar la calidad de los proyectos y la actividad de los profesionales; con el segundo, el Ayuntamiento avanza en su objetivo de reducir los trámites que tienen que afrontar los ciudadanos.



En lo que se refiere a la ordenanza reguladora de las Actividades Inocuas o No Clasificadas, se parte de la habilitación realizada por la legislación básica estatal, sujeta la apertura y puesta en funcionamiento de los establecimientos en los que se desarrollen estas actividades a declaración responsable.



Las obras ligadas al acondicionamiento del local que no requieran de la redacción de un proyecto de obra, así como la instalación de rótulos, se comunicarán junto con la declaración responsable tramitándose de forma conjunta. Como destacó el tercer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Carlos Garcinuño, “es importante porque se ahorran procesos administrativos, es decir, donde antes se hacían tres presentaciones de documentación en la Gerencia, ahora el vecino solo hace una”.



Asimismo, remarcó que “desde la presentación de la declaración responsable, el titular de la actividad está habilitado para el ejercicio de la actividad comercial”. 


Tras la presentación, la administración procederá al examen de la declaración, limitándose a comprobar la suficiencia de la documentación presentada y la conformidad del uso y actividad propuesta, lo cual, indicó el edil “supone más ahorro en burocracia al ciudadano”.



Con respecto a la Ordenanza de Edificación, que actúa como instrumento normativo complementario del Plan General de Ordenación (PGO), se adecua su contenido a las nuevas disposiciones legales, tanto del Gobierno de la Nación como de Canarias en diversas materias. Se está actualizando una norma vigente desde el año 1992.



La ordenanza tiene como fin proporcionar una herramienta que contribuya a mejorar la calidad de los proyectos y de las obras, a facilitar la labor de los profesionales implicados y mejorar la eficiencia de los servicios técnicos municipales.



Está directamente relacionado con el PGO y en su caso, del planeamiento de desarrollo, así como con la normativa sectorial que regula cada uno de los asuntos que participan en los procesos de ejecución de la edificación y de la urbanización y en el desarrollo de las actividades y usos de suelo y de las construcciones”, apuntó Carlos Garcinuño.




Permite homogeneizar criterios y reglas interpretativas del PGO, cerrando un marco normativo más seguro y transparente, que evite problemas en la aplicación de las determinaciones contenidas en el plan vigente. Completa el marca normativo necesario para que el Ayuntamiento pueda ejercer de forma eficaz sus potestades sobre el control de la edificación y los usos del suelo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.