El Consistorio reitera su voluntad de cerrar los acuerdos sobre el taxi desde el diálogo

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife reitera su voluntad de cerrar los acuerdos con el sector del taxi mediante la vía del diálogo, conforme al calendario diseñado en los últimos meses con sus representantes. Muestra de ello ha sido la decisión adoptada este mediodía por la Junta de Gobierno, al aprobar las bases reguladoras de la subvención para el fomento de la actividad del taxi adaptado y su uso por personas con movilidad reducida.


En este sentido, el cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, explica que el Ayuntamiento “habilita en su presupuesto una partida económica de 60.000 euros para la adaptación de nuevos vehículos, junto a otra de 9.000 euros para los que ya están adaptados y prestan ese servicio en el municipio”.


El edil también ha valorado la decisión de la Subdelegación del Gobierno acerca de las movilizadas anunciadas para los días 2, 3 y 4 de enero por determinadas asociaciones, atendiendo así los informes policiales que aconsejan establecer una serie de límites por razones de seguridad.


El Ayuntamiento mantiene su disposición al diálogo con un sector al que no ha dejado de mostrar su apoyo en todas aquellas reivindicaciones que puedan resultarse beneficiosas. La mejor muestra radica en el acuerdo alcanzado en todos los puntos importantes que abordamos durante la última reunión, celebrada el día 22, tal y como se recoge en el acta firmada por el secretario general del Consistorio, presente en la misma”, agrega Arteaga.


Del mismo modo, el concejal insiste en que con las peticiones que incorporan las asociaciones convocantes “se incumplirían determinados procesos administrativos y este Ayuntamiento no va a incurrir en ninguna irregularidad y se mantendrá firme en la hoja de ruta establecido, aunque prevalezcan las medidas de presión anunciadas”.


No obstante, Arteaga confía en que esas movilizaciones no acaben por desarrollarse, “ya que suponen un perjuicio enorme para vecinos, visitantes y comerciantes y trabajadores. En su mano está evitar molestias innecesarias e incomodidades para lograr algo que el sector ya tiene comprometido con el Ayuntamiento”.


Tal y como se recoge en el acta de la reunión mantenida el día 22 por representantes municipales y de las asociaciones del sector, el Ayuntamiento ya ha efectuado unos 140 rescates de licencias. Este hecho, unido a las revocaciones realizadas por distintos motivos, cifra en 180 la cantidad de licencias retiradas de circulación. Además, el Consistorio se ha comprometido a continuar en esta línea en 2017, hasta alcanzar la ratio de 732 licencias.


De hecho, en su sesión plenaria del pasado día 23, aprobó dedicar dos millones de euros al rescate de 71 licencias. De esa cantidad, 1,1 millones de euros los aporta directamente el Ayuntamiento, mientras que los 900.000 restantes proceden del Cabildo. Además, el compromiso municipal pasa por rescatar otras 71 licencias en 2018 y concluir todo el proceso en 2019, con las restantes.


En cuanto a la modificación de la tarifa urbana, que compete a la Comunidad Autónoma, la posición del Ayuntamiento coincide con la pretensión de todo el sector para que los taxistas de la capital sean tratados igual que los del resto de la isla. En ese sentido, el Consistorio intentará alcanzar dicho objetivo siendo escrupulosos con el cumplimiento de la legalidad vigente, sin excluir la posibilidad de acudir a los tribunales en caso de que el Gobierno de Canarias no atienda tal solicitud. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.