Ni un paso atrás en la lucha por la defensa de la Montaña de Taco

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


Manuel de la Rosa Difusiones



La montaña de Taco refleja hoy los últimos años de vorágines especuladoras y edificatorias al calor de los pelotazos, con actividades extractivas de áridos y otras actividades incompatibles con la propia existencia de la montaña como cono volcánico a proteger. Todas las administraciones y quienes han estado al frente han sido cómplices necesarios para que esto ocurriera. Desde hace varios años las actuaciones ilegales en la montaña no cesan por parte de empresarios desaprensivos que como auténticos piratas has sacado áridos de la montaña, enterrado materiales ilegales en la montaña, lucrándose de forma desaforada de nuestra montaña de Taco.


Esta montaña que le da nombre a nuestra localidad es un cono volcánico que ha venido siendo horadado durante el último medio siglo en proporción y en relación directa al modelo de desarrollo implementado desde los años 60 de la centuria anterior, especialmente con la construcción.


La ciudadanía reanuda la reivindicación en la calle, después de mucho tiempo sin generarle preocupación a los poderes públicos. Estos años hemos tenido que salir a la calle a defender nuestra montaña, especialmente en aquel momento en que pretendían instalar plantas asfálticas en la misma, la lucha vecinal con cientos de personas en la calle manifestándose lo paró. Lo que han hecho posteriormente con las plantas machacadoras de áridas y otras actividades ha sido aún peor.


Ahora le han dicho a las organizaciones vecinales que van a sacar mociones institucionales a favor de la montaña. La única declaración institucional admisible es que exigieran que estas empresas sean precintadas, sancionadas y obligadas a reponer el daño causado por su afán de lucro desmedido y antisocial. Además, el de que se recupere todo el espacio colectivo establecido en los PGO anteriores y que lo que se proyecte en la montaña cuente con la participación y decisión real del vecindario de Taco.


La actuación de los grupos de gobierno de los ayuntamientos implicados nos lleva a dudar de sus intenciones. Por eso alentamos a no tener ninguna confianza en los gobiernos municipales de Santa Cruz y de la Laguna que buscan ganar tiempo, para así ayudar a las empresas que siguen realizando actividades nocivas e ilícitas en la montaña, para participar del pastel de la subvención europea aprobada para invertir en la montaña y favorecer como siempre al empresariado de turno más que a la ciudadanía.



Tenemos que empezar a recuperarnos como movimiento ciudadano reivindicativo para que estos desaguisados y otros no se sigan produciendo. La movilización ciudadana es la garantía de conseguir que la montaña de Taco y su entorno sean disfrutados por la gente. La organización y la lucha es el único camino que puede garantizar que la ciudadanía pueda decidir que se realiza en la montaña y a su vez poder preservar para futuras generaciones los valores naturales y culturales que representa la montaña.


No podemos fiarnos de ambas administraciones municipales que han reducido o eliminado zonas verdes tanto en el PGO de Santa Cruz como en el de La Laguna establecidas en los planes anteriores. Que han permitido que esta situación se siga alargando en el tiempo, repercutiendo negativamente en la salud de los habitantes de Taco que deben saber que en la piconera de la montaña se queman residuos sólidos tóxicos, se vierten líquidos en el subsuelo, sin que estas “autoridades” hagan nada de forma efectiva para que termine esta situación.



Ayer lunes 12 de diciembre el humo inundaba nuestro entorno, centros educativos incluidos, la población estuvimos respirando todo eso y las autoridades ausentes como siempre. Ahora que las enfermedades respiratorias están actuando de forma epidémica sobre la población estos desaprensivos hacen de las suyas, sin que nada ni nadie los pare. Eso sí, desde los ayuntamientos prometen declaraciones institucionales para salvar a la montaña.



Por eso, decimos claro y alto, ni un paso atrás, fuera actividades nocivas de la montaña, organización y movilización ciudadana hasta alcanzar las reivindicaciones planteadas a nivel social hasta ahora. Ninguna confianza en unas administraciones que nos han traído hasta aquí.




Taco, a 13 de diciembre de 2016





Manuel de la Rosa Hernández, vecino y activista social

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.