Amigos de Ajabo lanza una campaña de concienciación ambiental

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


Nuestros ayuntamientos, con buen criterio de que juntos somos más fuertes, se han unido para formar un grupo. Enhorabuena por la iniciativa.


Pero no todo lo que luce es oro…


Adjunto les mandamos una copia de unos de los tantos artículos publicados en tantos medios y tantos formatos, sobre el campo de tiro del barranco de Ajabo, que no cumple ni una sola norma ética.


No es oro, es plomo….


Seguro que en la clase de naturaleza enseñan cómo cuidar del medio ambiente. Qué guapo el paisaje con sus árboles y los pajaritos y el campo…


¿Pero tú, hijo mío con tus ojos azules, qué has visto?


He visto miles de perdigones de plomo, toneladas vertidos en el barranco de Ajabo entre Tijoco y Taucho. He visto el agua de lluvia convertirse en veneno y bajar hacia la playa donde juegan los niños, hacia el océano donde nadan los peces. He visto los pájaros huir espantados…


He visto una lluvia de plomo caer sobre Adeje…


Luego en la clase de sociales explican sobre los cuerpos de seguridad, la policía y los servicios sociales y los servicios sanitarios.


¿Pero tú, hija mía con tus ojos almendrados, qué has visto?


He visto unos policías paseando mirando hacia el otro lado del campo.


He visto los cuerpos de seguridad reírse con los hombres que disparaban sus fusiles. He visto unos ediles tomando copas de vino con hombres con armas. He visto una madre huyendo con su hija que lloraba de tanto ruido de los disparos…

He visto una lluvia de plomo caer sobre Adeje…


En la clase de ética, religión o civismo hablan del derecho de vivir en paz. Sobre Dios que ama la naturaleza y sobre los textos de Pedro Zerolo en las banderas en los parques, sobre las nacionalidades y las razas y el amor…


¿Pero tú, hijo mío con tu pelo rizado y tu piel morena, qué has visto?...


He visto un hombre salir de las cloacas para disparar odio, insultos y amenazas con su fusil. He visto el arco iris oxidado todo negro del plomo.


He visto Shiva esconderse de vergüenza. He visto la Santa Virgen llorando porque Ella como yo.


Ha visto una lluvia de plomo caer sobre Adeje…


Soy mayor, hijo mío. Me hago viejo, hija mía.


He visto tanto amor, pero también tanto engaño…. He visto un hombre con cara de joven pero con barba canosa, ¿era un Santa Claus, un Rey Mago? ¿O era un viejo disfrazado, regalando fusiles y cartuchos de plomo?…


No sé quien lo permite, pero sé y confieso que es fundamentalmente y tremendamente amoral, así que algún día en los anales de tu pueblo dirán:


Nunca tan poca gente por ser protegida con privilegios básicamente ilegales, históricamente retrógrados, hizo impunemente tanto daño a tanta gente para tanto tiempo… el veneno como una serpiente se deslizará por el barranco de Ajabo.


Cae la noche y aun sigue la lluvia de plomo sobre Adeje


La clase ha terminado.




El texto de la carta “una lluvia de plomo cae sobre Ajabo” está inspirado del texto “Hard Rain” de Bob Dylan, premio Nobel de literatura.


La cita histórica es alusión a una cita de Winston Churchill en la 2ª Guerra Mundial.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.