Gaza: genocidio a fuego lento

|


LibreDiario@Digital / Internacionales


Pablo.M. Escanciano


Es como si la guerra hubiera sido ayer mismo. Más de dos años después de los criminales bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza -que asesinaron a más de 2.200 personas e hirieron a más de 11.000, entre ellas 7.000 mujeres y niños- cientos de palestinos aún llenan las salas de espera de los hospitales a la espera de cirugía o rehabilitación.


En un paisaje totalmente devastado, más de 100.000 palestinos de la franja siguen sin hogar. El bloqueo israelí impide la reconstrucción de las 18.000 viviendas que quedaron totalmente destruidas.


Ya no llenan noticiarios ni apenas titulares, pero la Franja de Gaza sigue siendo un infierno cotidiano. El bloqueo militar sigue privando a este castigado territorio de suministros esenciales, incluidos materiales de construcción para volver a levantar los barrios que fueron reducidos a ruinas, además de las 12.000 viviendas y 70 hospitales y centros de salud que fueron severamente dañados. 


Todas las semanas, los colapsados servicios sanitarios tienen que atender a accidentados fruto de explosiones causadas por el uso de estufas o por accidentes de cocina en viviendas dañadas por el conflicto. El 60% de los cuales son niños, asegura un coordinador de Médicos sin Fronteras (MSF)


A consecuencia del bloqueo -informa MSF- "la población aún vive en condiciones de inseguridad y depende casi por completo de la ayuda exterior. El desempleo es mayor que nunca (más del 40% en total y más del 60% entre los jóvenes) y ocho de cada diez gazatíes dependen de la ayuda humanitaria".


Mientras que iniciativas de solidaridad internacional como la Flota de la Libertad-Mujeres rumbo a Gaza (rumboagaza.org) y que llevaba ayuda humanitaria, son interceptadas y hostigadas cada año por el ejército israelí, los gobiernos occidentales miran hacia otro lado ante esta masacre a cámara lenta contra el pueblo más castigado de todo Oriente Medio. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.