PSOE y PSCataluña se dan dos meses para rehacer su relación

|


LibreDiario@Digital / Economía@Digital 


Malestar enorme, pero sin ninguna decisión. El PSOE no puede, todavía, rehacer sus relaciones con el PSC, pero tiene claro que hasta aquí ha llegado. PSOE y PSC se han dado dos meses para revisar el protocolo que se firmó en 1978, y que constituye, para varios dirigentes territoriales del PSOE una afrenta que no puede durar más.


El presidente de la gestora, Javier Fernández, y Miquel Iceta, el primer secretario del PSC, han acordado, tras una hora y media larga de entrevista, que los dos partidos constituirán una comisión que evalúe las relaciones de futuro, con todos los elementos sobre la mesa. El objetivo es que "en dos meses" adopten una decisión definitiva.


Iceta ha asegurado que "la mejor relación será la que se acuerde", sin formalizar ninguna propuesta concreta. De hecho, para el PSC la relación actual es la idónea. El problema para los socialistas catalanes es que la gestora del PSOE no quiere seguir ni un minuto más con una fórmula que permite al PSC tener presencia en los máximos órganos federales del PSOE.


Elegir al candidato, no al secretario general


Sin embargo, la reciprocidad no existe, y no hay miembros del PSOE en la ejecutiva del PSC. Iceta, sin embargo, le ha comunicado a Fernández que el PSC desea mantener un hecho fundamental, y es que los militantes en Cataluña puedan participar, como hasta ahora, en la elección del próximo secretario general del PSOE. "Me parecerá muy bien que sigan participando", ha asegurado.


Pero eso está en juego. La idea que ha comenzado a tomar cuerpo en la gestora es que el PSC pueda participar en la elección del candidato a la presidencia del Gobierno, pero no a la secretaría general. Por el momento, el PSC ha tomado una decisión. Aunque le toca un miembro en la gestora del PSOE, que previsiblemente ocupará Teresa Cunillera o Núria Marín, todavía no lo nombra a la espera de cómo evolucione la negociación.


Revisión de la asimetría política


La cuestión es que los barones socialistas presionarán para cambiar una relación en la que se siente cómodo el PSC. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha precisado, en el mismo instante en el que estaban reunidos Fernández e Iceta, que "se debe abrir un diálogo para revisar esta asimetría política", rechazando que el PSC no acate una decisión tomada en el comité federal del PSOE, como ocurrió con la votación sobre la investidura de Mariano Rajoy.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.