Podemos relaciona el derroche en altos cargos con los recortes sanitarios en islas como Tenerife

|

LIBRE-DIARIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE 


"Mientras CC y PSOE sigan priorizando el derroche en sueldos políticos y de puestos de alta dirección a la mejora de la calidad asistencial de la sanidad, será imposible que la ciudadanía de islas como Tenerife pueda recibir un servicio sanitario de calidad”, critica Mila Hormiga, consejera del Grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife, tras constatar que el Gobierno de Canarias acaba de convocar una nueva plaza de gerente para FUNCANIS (Fundación Canaria de Investigación Sanitaria) “que, a pesar de no ser necesaria, nos costará a los canarios casi 80.000 euros”.


Indica que esta nueva plaza “es innecesaria” porque esta fundación cuenta ya con un responsable de administración y gestión con rango de jefe técnico de servicio que desempeña las labores que serán encomendadas al gerente y que, además, la convocatoria de este puesto justo en un momento de recortes “recuerda inevitablemente a las puertas giratorias que usan CC y PSOE para amiguetes”.


Este “capricho político” en FUNCANIS, añade, está dotado con un sueldo de 60.000 euros al año, es decir, que tendrá un coste empresarial de unos 80.000 euros para las arcas públicas. Hormiga detalla que ese puesto de gerente y el que ya existe con rango de jefe de servicio, “nos costarán en total casi 200.000 euros al año sin que la población perciba el más mínimo avance en los maltrechos servicios sanitarios que recibe”. Otro ejemplo muy parecido, apunta, es el de una plaza docente recién convocada por el Servicio Canario de Salud para la escuela adscrita de Enfermería del Hospital Nuestra Señora de Candelaria “en la que no piden ni siquiera tener rango académico de doctor, sino de enfermera diplomada, habiendo un agravio comparativo entre la calidad docente de los alumnos de la Facultad de Enfermería y los de esa escuela”.


La consejera insular de Podemos incide en que cuando la prioridad debería ser optimizar la organización de los recursos existentes, crear plazas de personal asistencial y recuperar la gestión de los servicios sanitarios privatizados para que la población deje de padecer las consecuencias de los recortes y del caos organizacional que lastra a este servicio público en Tenerife y en Canarias, “la realidad, en cambio, es que todo eso sigue siendo secundario para nuestros responsables políticos regionales y que sus esfuerzos siguen centrados en derrochar los fondos sanitarios en sí mismos, en sus amistades de la sanidad privada y en puestos de alta dirección elegidos a dedo”.


Y todo ello, critica, con el “silencio cómplice” de responsables de cabildos como el de Tenerife, “quienes miran para otro lado en materia de sanidad con la excusa de que no tienen competencias pero luego, sin embargo, se pasan el día criticando la mala gestión del Ejecutivo regional en carreteras”.


Hormiga recuerda que esta fundación sin ánimo de lucro promovida por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias nació en 2014 de la fusión de la Fundación Canaria Rafael Clavijo para la Investigación Biomédica y la Fundación Canaria de Investigación y Salud (FUNCIS) y tiene oficinas de administración y gestión en Tenerife y Gran Canaria. 


Es parte del entramado de fundaciones, organismos y empresas públicas articulado de forma totalmente irresponsable y ruinosa por los responsables de Sanidad del Gobierno de Canarias”, señala. 


Añade que aunque el cometido de FUNCANIS “es importante”, “en vez de seguir creando puestos de altos cargos y ahondando en el derroche, lo que habría que hacer es organizar con responsabilidad ese entramado empresarial priorizando la mejora del servicio que prestan a la ciudadanía”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.