El 88,7%, contratos temporales

|


LibreDiario@Digital / Economía 


El pasado viernes se celebra en todo el mundo el Día por el Trabajo Decente. A pesar de la recuperación económica, en Canarias hay 230.901 desempleados, el 88,7% de los contratos creados son temporales y se ha originado el fenómeno del trabajador pobre, aquel que tiene empleo pero el sueldo no le da para vivir. 


Según datos de los Servicios Públicos de Empleo Estatal y Seguridad Social (Sepe) actualizados hasta esta semana, en septiembre se crearon 71.002 contratos en Canarias con predominio de la contratación temporal en un 88,7%.


«Se extiende la precariedad, con el predominio de los contratos temporales, dentro de estos el contrato a tiempo parcial representa un 37%, esto junto a los bajos salarios y la reducción de la tasa de cobertura por desempleo presentan un panorama desolador». interpretó UGT sobre la tipología de los contratos.


Tanto CC OO como UGT llevan exigiendo la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 desde hace ya varios años. Los jóvenes son la carne de cañón con la que se nutren los empresarios, recién salidos de sus estudios profesionales o universitarios, son los becarios perfectos para ejercer una labor a precio de costo. «Hay una generación, los que ahora tienen 25, 26, 27 y 28 años que están fuera del mercado laboral.


O están aquí y no tienen empleo, están aquí y trabajan de lo que no estudiaron o están en el extranjero, trabajando normalmente en una cafetería o un take-away. Tengo alumnos que salieron de la facultad hace 3 o 4 años que siguen actualmente desempleados», explicó el abogado laboralista y profesor de la universidad, José Losada. «Es desesperanzador», concluyó.

Cruz Roja y Cáritas sacaron a la luz la nueva tendencia de empleo denominada «trabajador pobre», aquel que, a pesar de tener empleo, no puede llevar una vida medianamente digna. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.