Se inician las obras para la nueva red de pluviales de la urbanización Acorán

|



LibreDiario@Digital / Santa Cruz de Tenerife 


Los trabajos programados para la Urbanización Acorán que figuran dentro de la red de drenaje de pluviales del Suroeste darán comienzo durante estos días. Este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 506.000 euros, está recogido en el Plan de Cooperación suscrito entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Cabildo de Tenerife por lo que las dos administraciones lo financiarán al 50 por ciento.


La concejala del Distrito Suroeste, Gladis de León, visitó recientemente el área donde se desarrollará esta iniciativa que consistirá, fundamentalmente, en la instalación de dos nuevos colectores y la colocación de rejas transversales para el desvío del caudal. La ejecución de estas obras fue adjudicada a la empresa Transformaciones y Servicios SA (Traysesa), que será la encargada de abordarlas durante los próximos cuatro meses.


De León remarcó que “la seguridad de los vecinos del Suroeste y de Acorán es, sin duda, nuestra principal prioridad. Ahora, al igual que ha sucedido en otros puntos de la ciudad, se va a mejorar la red de drenaje de pluviales para evitar inundaciones de la vía pública en episodios de lluvias intensas”.


“Agradezco la predisposición del Cabildo Insular –prosiguió la edil, a la hora de incluir en sus partidas económicas estas obras tan necesarias para la Urbanización Acorán y también, de antemano, pido comprensión a los vecinos por las molestias que toda modificación de este envergadura comporta. Se trata de unas obra imprescindible para la correcta canalización de las aguas pluviales y que servirá para eliminar los históricos problemas de inundaciones en esta zona del Distrito Suroeste”.


Los trabajos comenzarán en la intersección de las calles Abora y Artemi, donde se instalará una tubería que discurrirá hasta el cruce con la calle Achamán. En este tramo, además, se instalarán dos grupos de rejas transversales para la captación del agua de escorrentía procedente de la parte superior de la calle Abora.


El colector discurrirá, a través de una tubería, a lo largo de la calle Achamán bordeando el barranco de El Pilar, que será el punto de vertido. El punto final de este colector dispondrá de dos grupos de rejas transversales que captarán el caudal de agua procedente de la parte superior de la calle Achamán.


El segundo colector, en cambio, se instalará en el punto más bajo de la calle Abora. Allí se colocarán, además, dos rejas transversales y cuatro sumideros para captar toda el agua procedente de la escorrentía y evitar los habituales daños a las viviendas adyacentes.


El agua se canalizará desde este punto a lo largo de la servidumbre de paso existente entre las calles Abora y Achamán. En el punto final del canal se instalará un pozo vertical que canalizará el agua hacia la tubería de la calle Achamán. En este segundo tramo se instalarán también otros dos grupos de rejas transversales para captar el agua de escorrentía. 


Desde el punto más bajo, este segundo colector discurrirá hasta su unión con el primer colector para su posterior vertido al cauce del barranco del Pilar a través de una tubería.


Por último, los trabajos previstos concluirán, durante el próximo mes de diciembre, con la reposición del firme y el resto de los servicios que se vean afectados por la ejecución de las obras.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.