A Clavijo de le fue el baifo.

|



ARTÍCULO EN SAN BORONDÓN 


Se le fue el baifo, como se suele decir en esta tierra cuando alguien divaga fuera del recipiente adecuado. Le sucedió a Fernando Clavijo en el Parlamento de Canarias al replicar al diputado de PODEMOS, sobe la página Web que promociona a Canarias como "hub" para el continente africano, en la que se presenta como una ventaja para los empresarios foráneos los bajos salarios de los canarios en comparación con las medias de España y la Unión Europea. Por cierto, los que en Canarias pagan salarios un 30% más bajos que en la España peninsular son los empresarios autóctonos, "los nuestros", y esa regla no obedece a un designio divino ni es consecuencia de un fenómeno cosmológico.


Ante la evidencia, Clavijo, no tuvo más remedio que emprender una huida hacia adelante, acusar de demagogo al diputado autonómico Márquez y echar balones fuera sobre la responsabilidad del Gobierno Autonómico en que los salarios de Canarias sean, de promedio, un 30% inferior a los que se pagan en la península ¿de quién será entonces la culpa?


"Canarias, lo nuestro", decía el primer eslogan electoral de una caterva de políticos de diverso pelaje que habían sobrevivido al franquismo, a la UCD y a la UPC, entre otros partidos. Por aquella época los empresarios más pudientes de Canarias estuvieron muy preocupados por la configuración de la Unión Europea y, más concretamente, por un instrumento denominado "fondos de cohesión" que pretendía armonizar la estructura económica de todas las regiones de la futura Europa. Hasta un comunista como Jose Carlos Mauricio entendió el mensaje convenientemente incentivado, claro.


Los empresarios más pudientes de Canarias andaban muy preocupados por si los fondos de cohesión de la caja de Pandora europea, que se desparramarían sobre Canarias, caían en manos de empresas que no fueran "de aquí". Está claro que si las empresas eran de "allí", la riqueza ya no se quedaría "aquí", o sea, en las cuentas corrientes de nuestros empresarios del piche y el cemento.


A estos empresarios les preocupaba que en Canarias no existiera un partido fuerte, a imagen y semejanza del Partido Popular que Fraga Iribarne ya timoneaba en Galicia, y decidieron crearlo de la nada a partir de aún políticos semiprofesionalesticos, de diverso pelaje, reunidos en un despacho y convenientemente incentivados para ocupar el espectro nacionalista. Así surgió Coalición Canarias de la nada. Y a Honorio Socas le cupo el honor de designar a Manuel Hermoso autor del golpe de estado a Jerónimo Saavedra. Desde entonces, Canarias es "lo de ellos".


No nos debe extrañar que gobiernen "para los empresarios", como acaba de admitir Fernando Clavijo en el Parlamento, con luz y taquígrafos. Faltaría mas. Para eso les han creado la RIC, la ZEC, el REA, el REF y lo que haga falta.


Por eso Fernando Clavijo presume que en Canarias, los canarios tenemos los salarios más bajos de Europa y España ¿No se le debería caer la cara de vergüenza si fuera un político nacionalista, como el mismo se denomina? Pues no. No se le cae porque CC nunca ha sido un partido nacionalista, apenas es un partido creado por los empresarios del piche y el cemento a su imagen y semejanza ¿Qué pensaría Secundino Delgado del genuflexo Clavijo admitiendo que gobierna para los empresarios y exhibiendo como un éxito que los salarios de los Canarios son más bajos que en la metrópoli colonialista?


¿No se han dado cuenta que detalles como el papel estratégico del gas en Tenerife como "energía de transición", el Puerto de Granadilla y la Ley del Suelo, les deja su inmaculado culito "nacionalista" al aire ¿Aún no se han dado cuenta?.


"Canarias lo nuestro", decía su primer eslogan electoral. Cada cuatro años lo han ido cambiando, pero en esencia sigue diciendo que Canarias es "lo de ellos", naturalmente. Si a los canarios nos permiten existir es porque nos necesitan para votarles cada cuatro años. De haber podido ya nos habrían cambiado por guineanos.


Álvaro Felipe

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.