Nuevo hito de Gisela Pulido, que culmina con éxito su desafío de recorrer las Islas Canarias con su kite

|




EDDC.NET / Santa Cruz de Tenerife


“Feliz por haber conseguido el reto ¡estoy que no me lo creo todavía! Y feliz de tener el equipo que tengo a mi lado, sin ellos no hubiese sido posible”. La 10 veces campeona del mundo de kitesurf Gisela Pulido ha terminado ayer en la isla de El Hierro su reto más difícil: recorrer unos 380 kilómetros de travesía de isla a isla canaria en su tabla y con su cometa: siete días, ocho islas y un objetivo cumplido. La primera persona que hace esta travesía en kite.


Gisela Pulido ha completado ayer miércoles la etapa entre las islas de La Palma y El Hierro, por lo que el Desafío Movistar Gisela Pulido Islas Canarias y es una realidad. “Ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida y he vivido muchas desde los ocho años que aprendí a practicar este deporte”, ha comentado exultante la deportista catalana a su llegada a La Caleta, en la isla de El Hierro, tras casi 79 kilómetros de travesía y tres horas de navegación.


Ha sido probablemente una de las etapas más duras de las siete que ha recorrido en siete días, especialmente porque “estaba cansada de las seis anteriores, se notaba mucho el cansancio, sobre todo en las piernas e incluso en los brazos ya”, reconocía la propia Gisela. A pesar de ello, las estadísticas del tramo entre Fuencaliente (La Palma) y La Caleta (municipio de Valverde, El Hierro) no tienen nada que envidiar a las anteriores: 46 km/h de velocidad máxima y una velocidad media de 26,6 kilómetros / hora.


Y no era fácil porque ésta ha sido la primera vez que Gisela realiza un recorrido de estas características, ya que su disciplina “es el ‘freestyle’, que no tiene nada que ver con la larga distancia”, explicaba.


Estos siete días recorriendo las Islas Canarias han sido una prueba de fuego hacia sí misma, ¿hasta dónde puede llegar? ¿dónde está su límite? Y también un aprendizaje brutal en un año en el que ha querido dejar de competir contra sus rivales para enfrentarse a otros retos, a la naturaleza y a sí misma.


“He aprendido que si uno quiere, puede; y si te pones un reto delante tienes que ir a por él y luchar el máximo. Lo más importante es rodearte de un buen equipo que te ayude”.


Y es que en este desafío la han acompañado un equipo de 15 personas divididas en dos grupos: el que la seguía en el mar en la distancia a bordo de una zodiac y un equipo de tierra que se desplazaba entre islas para preparar las llegadas y salidas de cada punto. “Los que estaban en el barco: los patrones Tana y Nico, mi padre, Ángel ayudando con el material, Ginés el fotógrafo, los cámaras Germán, Iombi e Iván… Sabía que si me pasa cualquier cosa ellos me iban a ayudar y eso me daba mucha tranquilidad”.


Con el cariño y la amabilidad de la gente del Ayuntamiento de Valverde, que le ha dedicado un caluroso recibimiento, Gisela ha puesto punto final a este desafío.


Gracias a todos los lugares, muelles y playas por los que hemos pasado; por sus paisajes, su gente y su amabilidad canaria.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.