La justicia brasileña abre una investigación contra Rousseff y Lula

|



Por Maria Pia Palermo y Guillermo Parra-Bernal


SAO PAULO (Reuters) - Un juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil autorizó la apertura de una investigación a la presidenta Dilma Rousseff y al ex gobernante Luiz Inácio Lula da Silva por supuesta obstrucción de una investigación de corrupción, dijo el martes el canal de televisión GloboNews.


Según la cadena, la decisión del juez Teori Zavascki autoriza al fiscal general Rodrigo Janot a buscar pruebas adicionales de que Rousseff trató de nombrar a Lula para un cargo en el gabinete para ayudarlo a evitar un proceso judicial.

En junio, Zavascki prohibió el uso de algunas escuchas telefónicas en las que se oía a Rousseff y Lula negociando la designación al gabinete.


El canal de noticias, que no mencionó como obtuvo la información, también dijo que Zavascki autorizó la apertura de investigaciones independientes a Aloízio Mercadante y José Eduardo Cardozo, dos ex ministros de Rousseff, por acusaciones similares.


No fue posible contactar de inmediato a representantes de prensa del Supremo Tribunal Federal (STF), ni de la oficina del fiscal general en Brasilia.


En un comunicado, el personal de prensa de Rousseff negó cualquier intento por obstruir a la justicia, agregando que la investigación permitirá "que la verdad prevalezca". Portavoces de Cardozo y Mercadante no hicieron comentarios de inmediato. En un correo electrónico de amplia distribución, los abogados de Lula dijeron que el ex presidente "no practicó ningún acto que pueda configurar la obstrucción a la justicia".


La decisión posiblemente aumentará la presión sobre los dos líderes políticos, cuyo Partido de los Trabajadores está envuelto en un escándalo sobre contratos estatales conocido en Brasil como "Operación Lavado de Autos".


Esta es la primera vez que un juez del STF ha autorizado una investigación a Rousseff, quien será sometida a un juicio político en el Senado el 25 de agosto bajo cargos de manipular las cuentas públicas. Sólo el STF puede autorizar las investigaciones contra Rousseff y los miembros del gabinete, debido a que gozan de inmunidad.


A fines del mes pasado, un juez federal presentó cargos contra Lula por intentar obstruir el trabajo de los investigadores en el caso "Operación Lavado de Autos".


Según la decisión del juez del 30 de julio, Lula y otras cinco personas presuntamente conspiraron en un intento por comprar el silencio de un ex ejecutivo de Petróleo Brasileiro SA, controlada por el Estado, que estuvo involucrado en el escándalo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.