Esta fue la versión que dio el italiano que inició el fuego en s’Espalmador

|


LibreDiario@Digital / Sucesos 


El italiano de 43 años acusado de provocar con una bengala el incendio que arrasó una hectárea de sabinar en el islote de s’Espalmador, ha quedado en libertad con cargos. Se le imputa un delito de incendio forestal por imprudencia grave, castigado con penas de entre uno y cinco años de prisión. 


En su comparecencia durante la mañana de ayer en el Juzgado de Instrucción número 4 de Ibiza, el acusado declaró que la bengala se había disparado «por accidente», mientras se encontraba a bordo del yate Ruah, una embarcación de 23 metros y bandera eslovena.


El capitán aseguró a la Guardia Civil que la bengala se disparó mientras estaban realizando un curso de seguridad a bordo, por lo que el juez ha pedido su comparecencia, que tendrá lugar previsiblemente hoy.


Los investigadores dudan de esta versión, ya que el curso de medidas de seguridad a bordo se tendría que haber realizado el primer día de navegación, y no el segundo, en el que acabaron fondeados junto al islote. Además se da la circunstancia de que en el momento en el que, supuestamente, se estaba impartiendo el curso, solo había a bordo dos de las ocho personas que ocupaban el barco, entre ellos el detenido.


También se duda del hecho de que durante un curso de seguridad se deje en manos de uno de los aprendices una bengala.En el momento de producirse el suceso, cuando la bengala cayó en la zona sureste de la isla, entre el mar y el charco de fango que da fama a la islote, los tripulantes aseguraron que se lanzaron al agua para tratar de sofocar las llamas. El juez también ha decretado el embargo del yate.Según informó el Consell de Formentera, el cuerpo de Bomberos de la isla recibió el primer aviso a las 22.50 horas del sábado.


A las 23.40 ya se estaba actuando sobre el terreno, se pudo dar por estabilizado a las 2.25 de la mañana, y controlado a las 7.45.En las labores de extinción participaron el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Bomberos de Ibiza y Formentera y Protección Civil.«Hace mucho tiempo que nos preocupaba que un incendio así pudiese ocurrir», asegura Mark Stucklin, yerno de los propietarios de este enclave, de tres kilómetros de largo por 800 metros de ancho, y presuntamente protegido por un buen puñado de decretos medioambientales. La última vez que lo denunciaron fue precisamente el pasado jueves, asegura Stucklin, en una reunión con el Consell de Formentera, pero es que dicen llevar «años llamando la atención sobre todos los problemas y riesgos que corre la isla debido a la presión turística y la falta de control».


De hecho, la propiedad decidió poner a la venta el islote por 24 millones de euros por su incapacidad de hacerse responsable de las decenas de embarcaciones y los cientos de turistas que visitan la isla cada día durante la temporada.


«Este triste suceso demuestra que el Consell de Formentera y nosotros necesitamos el apoyo de la administración y los recursos para mejorar la gestión del turismo en la isla y la conservación de uno de los paraísos naturales que quedan Baleares», explica Stucklin.Desde el Consell, su presidente Jaume Ferrer apunta: «Es claro y conocido que llevamos años pidiendo ayuda al Govern para que la presión que soporta la isla, y en especial el Parque Natural que incluye S’Espalmador supera todos los límites de lo razonable, y este hecho evidencia que alguna cosa tiene que cambiar, y que se ha de actuar deprisa»

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.