El IASS promueve terapias con perros para medio centenar de mayores residentes en sus centros

|


LIbreDiario@Digital / Tenerife 



El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), a través de su Unidad de Atención a la Dependencia, en colaboración con el Equipo Terapéutico Canino de Globalterapia, desarrolla un proyecto de terapia asistida con perros para personas mayores en los centros Hospital de Los Dolores, Residencia de Ofra y Santísima Trinidad, beneficiando a medio centenar de personas.


La consejera de Acción Social y presidenta del IASS, Cristina Valido, señala que los efectos beneficiosos de este tipo de intervenciones en las personas de edad avanzada que tienen alguna discapacidad cognitiva o dificultad emocional son múltiples, como indican los especialistas. En concreto, los de Globalterapia destacan los siguientes: mejoran el estado de ánimo y la autoestima, aumentan la socialización, proporcionan compañía, contribuyen a optimar la forma física y estimulan las capacidades cognitivas.


Este proyecto de terapia, no farmacológica, asistida con animales consiste en la participación de perros adiestrados en actividades terapéuticas con el fin de mejorar la calidad de vida o promover la salud de los usuarios. El animal, que debe cumplir determinados requisitos, es la pieza clave del entorno terapéutico. Su objetivo es estimular y motivar a las personas que asisten a las sesiones para que evolucionen de forma favorable, y por voluntad propia, en áreas comunicativas, cognitivas, sociales, afectivas y físicas.


Para los responsables del IASS, estas terapias son un complemento idóneo a los tratamientos médicos y farmacológicos, y pueden conseguir que las personas de edad avanzada recobren el interés por la vida y se mantengan activos a través de la interacción con los perros.


Según Isabel Iboleón, responsable del Servicio de Animación del IASS, "las actividades son, sobre todo, lúdicas y se renuevan cada semana, procurando no sólo estimular el desarrollo de alguna habilidad concreta sino también espolear la libre expresión de las emociones, que se ponen de manifiesto en los continuos abrazos y caricias hacía estos animales". 


“Nuestro objetivo es el bienestar de los mayores, que estén contentos, y con estas actividades están encantados”.


Iboleón señala que en las sesiones, “se ha visto un avance tanto en el contacto con los perros como en la capacidad de disfrutar de dicha experiencia, en el caso de aquellos residentes que en los inicios se mostraban algo recelosos". Desde el IASS siempre se ha tratado de adaptarse a las nuevas necesidades y demandas, como lo demuestra esta colaboración con Globalterapia, que se inició el pasado mes de junio, y a la que hay que sumar la experiencia piloto llevada a cabo desde hace algunos años en el Hospital Febles Campos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.