La viuda de Pinochet renuncia a fundación CEMA en medio de la polémica

|


EL COMERCIO / LibreDiario@Digital / Internacionales


Lucía Hiriart, viuda del fallecido dictador chileno Augusto Pinochet, renunció a la presidencia de la fundación Cema tras 43 años, investigada por la justicia por la supuesta venta ilegal de inmuebles, informaron medios locales.


La renuncia de Hiriart es “indeclinable” y fue presentada en un acta del directorio de Cema, que inmediatamente procedió a elegir a una presidenta interina, según declaraciones de fuentes de la asociación publicadas este sábado por el diario El Mercurio.


La dimisión de la viuda de Pinochet a esta fundación creada por la dictadura liderada por su esposo (1973-1990) se produce cuatro meses después de que la justicia anunciara la reapertura de las investigaciones por malversación de caudales públicos ante la supuesta venta ilegal de inmuebles por la que Hiriart habría recibido unos 6.300 millones de pesos (8,8 millones de dólares).


“La eventual renuncia de Lucía Hiriart a la presidencia de la fundación Cema Chile después de casi 43 añoses un efecto de la investigación que el Ministerio de Bienes Nacionales ha promovido para lograr la restitución al fisco de las propiedades entregadas gratuitamente a dicha entidad”, declaró Víctor Osorio, ministro de Bienes Nacionales, a medios locales.


El ministerio argumenta que Cema recibió gratuitamente 134 inmuebles durante la dictadura de Pinochet y que algunos de ellos fueron vendidos a terceros en distintas zonas del país. No existe registro alguno de esos inmuebles ni tampoco de la cantidad de dinero percibido por su venta.


El gobierno chileno avaluó 118 de esas propiedades en unos 120 millones de dólares. Tras el inició de la investigación, Cema devolvió tres inmuebles.


“Nos parece que el paso realmente significativo que la fundación Cema Chile debiera dar es devolver al fisco, a través del Ministerio de Bienes Nacionales, los bienes que conserva en su poder y que se encuentran destinados a actividades inmobiliarias”, agregó Osorio.


La investigación se cerró hace dos años, cuando se analizaba el origen de un centenar de cuentas corrientes en bancos extranjeros a nombre de Pinochet y su familia, en las que se acumularon unos 20 millones de dólares.


La fundación Cema, que impartía cursos de capacitación para dueñas de casa, dejó de recibir ayuda estatal en 2006. Desde entonces ha seguido funcionando con una mínima expresión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.