El PP prepara una oferta de pacto integral con Ciudadanos

|



La Vanguardia @


Rajoy ha dado órdenes a su equipo más próximo para que prepare el contenido de los cuatro apartados que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, parece dispuesto a negociar a cambio de su sí a la investidura. De los cuatro epígrafes el primero corresponde al área económica con el techo de gasto, la senda de déficit y el esbozo de presupuesto que debería incluir medidas que beneficien a los autónomos y el régimen de tributación de las empresas, tal y como ha exigido Ciudadanos.


El segundo apartado será el social, donde quizá la negociación podría topar con los principales obstáculos para el PP, ya que en esa negociación pueden ponerse en cuestión algunas de las medidas que puso en marcha Rajoy durante los años más duros de la crisis.


El modelo de estado, el tercero de los apartados, financiación incluida, sólo podrá esbozarse, a juicio de los populares en sus líneas generales, ya que requiere el apoyo de las mayorías de las comunidades autónomas, gobernadas por el PP, pero también por el PSOE y otros partidos.


Y finalmente las reformas de las instituciones: el futuro del Senado, ley electoral que será la más difícil de llevar a cabo, pero a la que el Partido Popular se mostrará abierto.


El propio líder del PP, Mariano Rajoy aseguró ayer en Galicia, donde pasa unos breves días de vacaciones, que “ojalá pongamos todos de nuestra parte y lo que esté en nuestras manos, que espero que sea mucho” para evitar terceras elecciones.


Además de esbozar el alcance de estas medidas, el cometido de los equipos de trabajo designados por el presidente en funciones es sobre todo la aportación de una valoración económica de cada una de las medidas que podrían adoptarse, con el coste exacto de lo que supondrían, y el impacto que tendrían sobre los presupuestos con el límite del cumplimiento del déficit que ha fijado Europa tras conceder dos años más a España para cumplir los objetivos establecidos. Con todo este trabajo ya hecho y cuando Rajoy cuente con el visto bueno de la ejecutiva podrá empezar a negociar de inmediato con Rivera.


Llegar con los deberes hechos


Fuentes del Partido Popular aseguran que la semana de tiempo que se ha dado el aspirante tenía esencialmente este propósito: llegar con los deberes hechos, amen de evitar dar muestras de debilidad y decir que sí, sin más, sin estudiar las objeciones que ellos ven en alguna de las medidas.


En cualquier caso el PP niega que esta semana tenga la finalidad de persuadir a las voces internas discrepantes con la aceptación de los puntos expuestos por Rivera relativos a la corrupción que afecta al PP. En el fondo, todo indica que esta semana es tributaria de la afición de Rajoy a medir los tiempos y a no precipitarse.


Los dirigentes del PP que están elaborando los papeles quieren tenerlo todo listo esta semana, de forma que la negociación para el acuerdo de investidura no dure más de siete o diez días, y así cumplir con el deseo de ambos de que la investidura pueda ser a finales de agosto, primeros de septiembre.


En este sentido el vicesecretario del Partido Popular, Pablo Casado, aseguró que a partir del miércoles 17, fecha en la que se reúne el comité ejecutivo de su partido, “todo puede ir muy rápido”, pero insistió en que hay que esperar a que se pronuncie sobre la propuesta de Ciudadanos.


Sobre la urgencia del vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, para que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ponga fecha a la investidura, Casado aseguró que “él sabe que las ejecutivas son importantes para debatir cuestiones tan importantes como esta”.


No obstante Casado aseguró que “queremos que si hay un voto afirmativo del Comité Ejecutivo Nacional del PP se puedan establecer las negociaciones sectoriales y programáticas cuanto antes”.


Además, afirmó que por la experiencia de otros pactos con Ciudadanos “esas negociaciones también son responsables y coherentes como ha ocurrido con Castilla y León o con Murcia o en La Rioja”. “Esperamos que cuando tengamos un voto afirmativo del comité ejecutivo nacional podamos sentarnos en mesas de trabajo y plantear una fecha de investidura cuanto antes porque ahora hay ya fechas que urgen como los presupuestos generales del estado o los compromisos con la Unión Europea”.


No obstante Pablo Casado reconoció que nada en estas negociaciones llegará a buen puerto si además del sí de Ciudadanos el PSOE “se replantee la negativa que conseguirá directamente unas terceras elecciones”. “Por suerte o por desgracia para el PSOE, la llave la tienen ellos”.


“Confío y soy optimista en que Pedro Sánchez cambiará de posición” y apostilló: “no estamos pidiendo que el PSOE se haga del PP, ni que renuncie a su programa y a sus discrepancias con el PP, sino que desbloqueen la legislatura y que pueda haber una investidura y un Gobierno”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.