La moneda virtual de Internet desenmascara todas sus debilidades

|


LIBRE DIARIO @ DIGITAL / ECONOMÍA @ DIGITAL 


Es como si unos ladrones hubieran entrado, bajo las sombras de la noche, a una caja fuerte que tenía un fallo de seguridad, y se alzaron en silencio con un fabuloso botín. Excepto que los delincuentes no se movieron de los ordenadores, y el dinero robado no existe en formato físico, porque se trata de la moneda virtual bitcoin.


El 'banco' robado, en realidad la plataforma de intercambio BitFinex, fue atacada por un grupo de hackers que han evaporado casi 120.000 monedas bitcoins, que tenían un valor de 65 millones de dólares (58 millones de euros) en el mercado.


El varapalo en este mundo económico virtual fue impactante: el precio del bitcoin se derrumbó un 20% a las 24 horas de conocerse el suceso en Hong Kong, donde tiene su sede BitFinex. Además, esta empresa tuvo que comunicar que todos sus clientes perderían un 36% de sus ahorros en esta moneda, "incluso aquellos que no sufrieron el robo de los bitcoins", dijeron en un comunicado.


Pero no es el único golpe que recibe esta moneda digital: en el 2014, Mt.Gox (el mayor proveedor del mundo) también recibió un ataque de piratas informáticos y se 'llevaron' 850.000 bitcoins por un valor de 480 millones de dólares (430 millones de euros). Semanas más tarde, la empresa quebró, pero su fundador, Mark Karpeles, fue arrestado acusado de provocar la ruina de la empresa para hacerse millonario.


El misterio de la moneda digital


Bitcoin es una moneda digital basada en un software de código abierto y tecnología P2P, que si bien todavía no se considera de curso legal, sí se ha tomado como una opción de inversión: si una persona hubiera comprado 100 euros en bitcoins en enero de 2010 y los hubiera vendido tres años más tarde, se habría embolsado 120 millones de euros.


Hoy se emiten 25 bitcoins cada diez minutos, y sólo en España se realizan 100.000 transacciones diarias. Muchas empresas empiezan a aceptarlo como medio de pago y la Reserva Federal de EEUU estudia incorporarlo al sistema.


Sin embargo, la identidad del creador de esta moneda es un misterio. En las redes y medios especializados se dijo que se llamaba Satoshi Nakamoto, pero una investigación de las revistas Wired y Gizmodo asegura que es el seudónimo del australiano Craig Wright, de 44 años; aunque esto no se ha podido confirmar.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.