Los grancanarios tiran por el sumidero más de 6 millones de euros en agua

|



Europa Press / Las Palmas de Gran Canaria


Gran Canaria malgasta más de 6 millones de euros al año en agua debido al mal hábito de no cerrar el grifo durante acciones cotidianas como el enjabonado en la ducha, el cepillado de dientes, afeitarse, fregar o lavar el coche, según ha detallado el Cabildo insular en nota de prensa.



Para la Institución insular, el gesto de ahorrar agua "era muy común hace unos años", cuando el agua de los bidones se acababa, pero "ahora que el suministro es continuo se ha perdido sensibilidad" sin reparar en que el problema en Gran Canaria es que el agua de consumo "hay que fabricarla [desalarla, potabilizarla, etc]", lo que conlleva un importante coste económico.



En Gran Canaria, el consumo urbano asciende a unos 60 millones de metros cúbicos, y con pequeños gestos como cerrar el grifo el gasto bajaría un 10 por ciento, ahorrando el coste de producir 6 millones de metros cúbicos, lo que se traduce económicamente en 6 millones de euros.



El agua y el dinero que se derrocha por su mal uso es un coste que no se repercute en su totalidad en la factura final pero que igualmente costea la ciudadanía grancanaria a través de las arcas públicas.

Aproximadamente, tres de esos millones salen de los bolsillos de las familias y los otros tres del Cabildo y los ayuntamientos, un dinero que se podría destinar a seguir mejorando las instalaciones o a la eficiencia energética, entre otras medidas", asegura la Institución. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.