El alcalde clausura los talleres de verano del Suroeste, con la asistencia de 240 menores

|



LIBRE DIARIO @ DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE 



El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, clausuró hoy los talleres de verano organizados por la concejalía del Distrito Suroeste, que se han desarrollado durante el mes de julio en los centros educativos de Los Menceyes (Añaza) y Tíncer, con la asistencia de 240 menores de entre 3 y 13 años.


Los participantes disfrutaron de actividades lúdicas deportivas, comunitarias y de aprendizaje en valores que fomentan la educación, la convivencia y el medioambiente. Todo ello combinado con momentos de ocio y esparcimiento. En presencia de la concejala de distrito, Gladis de León, el alcalde pudo conversar con los jóvenes y les deseó que disfrutaran del resto de sus vacaciones, “poniendo en práctica todo lo aprendido durante estos días”.


"Nuestra labor con estas acciones es educativa, pero también social y asistencial”, indicó Bermúdez, quien destacó que “el objetivo del Consistorio al organizar estas actividades es que los menores puedan disfrutar de sus meses de descanso sin necesidad de salir del municipio”.


Por su parte, la concejala del distrito resaltó que “la programación que hemos previsto favorece el contacto y la implicación de la familia en los talleres, con el objetivo de fomentar vínculos familiares y profundizar en valores que creemos fundamentales”.


También disfrutaron de salidas programadas, acudiendo al Barranco Urbano de Añaza (BUA) y Parque García Sanabria. Se contó con un programa de trabajo inclusivo, a fin de ofrecer a los menores con cualquier tipo de discapacidad, todas las actividades que se brindaron al resto de los participantes. Los talleres se desarrollaron entre las 8 y las 14 horas, con permanencia desde las 7’30 horas.


En cada jornada, se suministró a cada menor un picnic de media mañana, atendiendo a recomendaciones nutricionales y excepciones alérgicas, suministrado por una empresa de catering, con aporte de frutas y cereales, donde se excluyeron refrescos, bebidas azucaradas, bollería industrial y golosinas. Aprovechando ese momento, se trabajó con los menores hábitos de alimentación saludable.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.