Sánchez confirma al Rey su no a Rajoy, al que exige que se presente a la investidura

|

LA VANGUARDIA / MADRID 


“El PSOE no va a apoyar aquello que quiere cambiar, y por eso vamos a votar no a la investidura de Mariano Rajoy”, ha zanjado Pedro Sánchez en una comparecencia en el Congreso tras su entrevista con el Rey en el palacio de la Zarzuela. 


Una cita con el monarca “cordial y sincera” y que, por cierto, ha durado casi lo mismo que la rueda de prensa que ha protagonizado después el líder del PSOE debido a la lluvia de preguntas de los periodistas ante las que no ha querido ir ni un centímetro más allá de que votará no a Rajoy. “No es el tiempo de hipótesis ni de elucubraciones, sino el tiempo de Rajoy”, ha subrayado, sin querer despejar ninguna incógnita de futuro.


Pedro Sánchez se ha limitado a empujar a Mariano Rajoy a presentarse a su investidura si Felipe VI se lo encarga. “Para superar el actual bloqueo político, la condición necesaria, insuficiente pero necesaria, es que se produzca el debate de investidura y se ponga en marcha el motor de la democracia”, se ha limitado a reiterar una y otra vez el líder del PSOE. 


Que haya debate de investidura, y no tanto que se logre la formación de un gobierno, es lo que ha asegurado que es “lo verdaderamente transcendente”. Y esa “responsabilidad constitucional” de presentarse a la investidura es única y exclusivamente de Rajoy, ha subrayado hasta la extenuación, al ser el líder de la fuerza más votada en las elecciones del 26J. “Rajoy debe dar un paso al frente y someterse a la investidura”, ha insistido una y mil veces.



Para tener éxito en su investidura, Sánchez le ha vuelto a recetar a Rajoy que se lo trabaje con su “aliados potenciales” en la derecha, en referencia a Ciudadanos, CDC y el PNV. Y le ha instado a olvidarse del PSOE. “¡Pero qué es esto de que los que nos hemos presentado a las elecciones para cambiar las políticas de Rajoy tengamos que facilitar su investidura!”, ha clamado el líder del PSOE. “No podemos ser oposición y a la vez gobierno, lo siento, los ciudadanos nos han situado en la oposición”, ha dicho. Pero, por más que se le ha preguntado, Sánchez no ha querido contemplar ninguna posibilidad de abstenerse en una votación de investidura de Rajoy, ni tampoco ha querido aclarar si estaría dispuesto a intentar formar un gobierno alternativo si el líder del PP no lo consigue. “Es el tiempo de Rajoy, dejémonos de elucubraciones”, ha repetido. Y ha insistido en empujarle: “No me cabe en la cabeza que Rajoy vuelva a decir no al Rey”.


“El falso dilema del PP es si el PSOE tiene que abstenerse, pero no, el dilema es si Rajoy tiene mayoría. En nuestro sistema parlamentario lo que no es de recibo es que el resto de los partidos le hagamos su trabajo”, ha dicho. “El deber y la obligación de Rajoy es ofrecer a sus aliados potenciales cambios en sus políticas para lograr un gobierno conservador no continuista”. Y pese a que Rajoy no dispone de ninguna mayoría para lograr su investidura, Sánchez ha insistido en lanzar un mensaje de tranquilidad: “Estoy convencido de que habrá gobierno, encontraremos la solución en las próximas semanas”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.