La fiscalía pide dos años de cárcel para el exconsejero balear Miquel Nadal

|



Miquel Nadal, en lo juzgados de Palma de Mallorca en 2012. Montserrat Diez EFE


EL PAÍS

EL PAÍS


La Fiscalía Anticorrupción de Baleares ha pedido este martes dos años de cárcel para el exconsejero de Turismo de Unió Mallorquina Miquel Nadal por el presunto amaño de contratos desde el Instituto de Estrategia Turística de Baleares (Ibatur). La acusación pública quiere procesar a otras cuatro personas en esta subpieza del caso Ibatur en la que se investigan adjudicaciones supuestamente amañadas en favor de tres empresarios por valor de 2,5 millones de euros.


La fiscalía pide dos años de prisión para Nadal por los delitos de fraude y prevaricación, la misma que solicita para el que fuera director general de Promoción Turística Joan Sastre. En esta subpieza también están acusados el director de cine David Carreras, para quien la fiscalía solicita dos años y medio de cárcel y una multa de 2,4 millones de euros; el arquitecto Vicenç Mulet, que se enfrenta a un año y medio de prisión; y la exdirectiva de la televisión autonómica IB3 Ángela Seguí, para quien la acusación pide un año de cárcel.


El fiscal considera en su escrito que los dos directivos del Gobierno autonómico, Nadal y Sastre, se pusieron de acuerdo para beneficiar a la empresa de Carreras con 2,4 millones de euros mediante un convenio para la organización del Festival Internacional de Cine de Mallorca. La fiscalía sostiene que el director no fue capaz de justificar el uso de los fondos públicos, pero el convenio fue resuelto igualmente.


La acusación también considera amañado un proceso para el montaje de expositores en ferias turísticas, que fue a parar a la empresa del arquitecto Mulet por un valor de 70.000 euros. La fiscalía sostiene que se invitó a otras dos empresas solo para vestir el proceso y que el arquitecto llegó a recibir pagos de Ibatur a través de una sociedad afín en la que él no figuraba para disfrazar que recibía muchos contratos de la empresa pública.


También se investiga un tercer contrato por el que se instalaron 70.000 euros en anuncios publicitarios en un periódico digital que dirigía Seguí, que según el fiscal, convenció a los directivos de Ibatur para colocar la publicidad que resultó pagada a un precio superior al de mercado. La acusación cree que Seguí dio los nombres de las otras dos empresas que fueron invitadas al concurso, a pesar de que no tenían intención de participar en él.


El exconsejero Nadal cumple condena en la cárcel de Palma desde hace tres años, por condenas que suman más de diez. El Tribunal Supremo confirmó su sentencia de cuatro años por el caso Voltor, que también juzgó pagos desde una empresa pública dependiente de la Consejería de Turismo.


También se confirmaron otros cuatro años de prisión por el caso Can Domenge, que juzgó el amaño del concurso para la construcción en uno de los mayores solares urbanizables de Palma. Sobre el exconsejero también pesa una condena firme de dos años y siete meses por el caso Maquillaje, que le consideró culpable de desviar fondos a una productora que controlaba junto a la expresidenta del Parlamento y de Unió Mallorquina, María Antonia Munar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.