Villar anuncia su candidatura para presidir la UEFA

|




LIBRE DIARIO @ DIGITAL / DEPORTES 


Tras 28 años al frente de la Federación Española de Fútbol (FEF), Ángel María Villar ha decidido afrontar el salto a la presidencia de la UEFA. Villar ha hecho hoy pública su candidatura tras dudar durante las últimas semanas si presentarse o no. De salir elegido el próximo 14 de septiembre en Atenas debería renunciar a su cargo como presidente de la FEF tras casi tres décadas. 


Villar no parte como favorito. De salida, Villar parte en desventaja con el esloveno Alexandar Ceferin, que cuenta con el apoyo del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y con la red de influencias que este mantiene en el organismo europeo en todos sus estratos.El presidente de la Federación Española cuenta, sin embargo, con numerosos apoyos entre presidentes, sobre todos los de la vieja guardia, pero no está claro que estos sean suficientes para salir elegido.


Que Villar fuera presidente de UEFA abriría las posibilidades de Jorge Pérez a presidir la Federación Española


El otro candidato, el holandés Michael van Praag, apenas cuenta con media docena de votos de los 55 que componen el censo. Zeferin cuenta con el respaldo del aparato y de un sistema que, de primeras, rechaza a Villar por su pertenencia a la vieja guardia de UEFA y FIFA, y por los problemas de imagen que pueden suponer que las querellas interpuestas contra él en España por haber retrasado el calendario electoral y por los presuntos tratos de favor al Recreativo y al Marino acaben en condena.


En el caso de ser así, la carrera de Villar, tanto en Europa como en España, quedará finiquitada porque aquí sería inhabilitado y en UEFA no pasaría el control de integridad. Se da la circunstancia de que si no logra aplazarlo, Villar debe declarar ante un juez por presunta prevaricación en el caso de las elecciones federativas el día 15 de septiembre, solo un día después de un hipotético nombramiento como nuevo presidente del fútbol europeo.


"De haber concurrido en vez de Platini hubiera ganado seguro”, aseguran en la UEFA


Villar ya comprobó el rechazo del aparato de la UEFA el pasado 10 de julio, cuando pretendió que el Comité Ejecutivo le respaldara como el candidato oficialista destinado a reemplazar al inhabilitado Michel Platini. Los dirigentes del organismo optaron por no apoyar a ningún candidato hasta no escuchar las propuestas de todos. Villar no tiene un programa diseñado por el momento, más allá de ofrecer las líneas maestras seguidas por Platini, basadas en la potenciación deportiva y económica de la Champions y el crecimiento de la Eurocopa, cuya próxima edición está prevista que se dispute en distintas sedes. Sus posibilidades pasan por el cara a cara con los presidentes de las federaciones europeas para convencerles de que con él el establishment está garantizado. Durante la Eurocopa, en la que a algunos miembros de UEFA no les gustó su alta exposición en la entrega del trofeo, Villar, por un lado, ha sido animado a presentarse por la vieja guardia que quiere conservar su estatus, y por otro, él mimo ha tratado promocionarse. Fuentes de UEFA aseguran que ha habido otras ocasiones en las que Villar tenía más fuerza en la organización para intentar presidirla y señalan las elecciones de 2007 en las que compitieron Michel Platini y el sueco Stephan Johansson. “De haber concurrido en vez de Platini hubiera ganado seguro”, aseguran en la UEFA.


Nadie sabe con exactitud qué ha movido a Villar a presentarse a UEFA sin tener el éxito garantizado, más allá de las peticiones que le han hecho algunos presidentes de federaciones. Si es cierto que se presenta en el momento en el que su figura tanto nacional como internacionalmente, por pertenecer al Comité Ejecutivo de FIFA bajo el que se creó la mayor trama de corrupción del fútbol mundial, está muy cuestionada. Además, la renuncia de su hijo a la dirección general de la Conmebol, está acusado de extorsión, tampoco le ha ayudado durante los últimos meses en cuestiones de imagen.

Si atisba el fracaso en las elecciones a la UEFA, fuentes cercanas a Villar aseguran que podría intentar un pacto con Ceferin para que este le asegure al menos una vicepresidencia y un papel de peso en la organización a cambio de retirar su candidatura y darle los apoyos que haya recolectado. En esa vía, Villar tampoco descartaría presentarse a las elecciones a la Federación Española de Fútbol, aunque se encontraría con un punto de rechazo entre algunos de sus apoyos históricos por haber dejado a la entidad que aún preside como segundo plato.


Que Villar fuera presidente de UEFA abriría las posibilidades de Jorge Pérez, el actual secretario general federativo, y también las de Miguel Galán, que aún no saben, aunque si intuyen quién sería el oponente oficialista. Los presidentes de las territoriales, q ue son los que controlan la Asamblea federativa en la que se vota al presidente, han pospuesto una reunión convocada por el vicepresidente Juan Padrón, el poder en la sombra de Villar, para el 11 de agosto. Los barones territoriales tienen claro que el candidato que deba sustituir a su presidente debe salir de uno de ellos, Marcelino Maté (Castilla-León), o al menos consensuado entre ellos: Villar quiere que sea el presidente del sindicato de futbolistas Luis Rubiales. Aunque si Villar pierde las elecciones a la UEFA y la justicia no lo impide, todo puede seguir igual: mantendrá un cargo importante en el fútbol europeo y elevará su estancia en la presidencia del fútbol español a 32 años si decide presentarse.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.