Jarro de agua fría para la banca italiana

|





CINCO DÍAS

CINCO DÍAS
MARTES, 19 DE JULIO DE 2016 



Jarro de agua fría para la banca italiana


El Tribunal de Justicia europeo admite el derecho de un Estado a plantear un rescate bancario con fondos públicos que no imponga pérdidas a los tenedores de deuda subordinada como las “preferentes”. Pero la sentencia de hoy, relativa a un caso de Eslovenia, confirma la potestad de la Comisión Europea a rechazar el plansalvo que concurran “circunstancias excepcionales”.


La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ya adelantó la semana pasada sus dudas sobre que en el caso de Italia, donde varias entidades podrían necesitar una inyección de capital, se pueda invocar ese tipo de circunstancias. Vestager recordó que en crisis bancarias mucho más graves, como las España, Grecia o Eslovenia, Bruselas no admitió que se invocase una cláusula de excepción para conceder ayudas de Estado sin imponer pérdidas a accionistas y bonistas.


La sentencia de hoy supone un jarro de agua fría para la banca italiana, que confiaba en un veredicto más favorable. El dictamen previo del Abogado General del Tribunal se decantaba por autorizar una ayuda de estado sin quitas siempre que los Estados pudieran demostrar que era la opción más viable económicamente.


El gobierno de Matteo Renzi llegó a plantear la posibilidad de incumplir las directrices de la CE para no imponer quitas en un país donde el pequeño inversor acumula más de 200.000 millones de euros en bonos bancarios. Pero el Tribunal advierte que la Comisión Europea tiene la última palabra y puede vetar un plan de ayudas de estado que no respete sus directrices.


La sentencia tampoco admite el argumento de que los accionistas y bonistas no estaban prevenidos sobre posibles pérdidas porque durante las primeros rescates bancarios (2008-2012) no se impusieron quitas a los inversores. Los jueces creen que ese precedente no justifica que los inversores invoquen ahora el principio de protección de la confianza legítima para no aceptar una pérdida.


La sentencia parece cerrar definitivamente la posibilidad de que Roma invoque un principio de excepción general para el rescate de sus bancos. Bruselas ya se había negado y había rechazado, en particular, que se recurriese al 'brexit' como pretexto para un plan de ayudas de Estados.


Italia, sin embargo, mantiene abierta la vía para ayudar a las entidades que necesiten una inyección de capital tras las pruebas de estrés de la Autoridad Bancaria Europea, cuyos resultados se anunciarán el 29 de julio.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.