El asesino de los policías de Baton Rouge era un exmarine muy activo en las redes sociales

|




EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
LUNES, 18 DE JULIO DE 2016



“Cada vez que un europeo lucha contra sus opresores, están haciendo lo correcto, pero cuando un afroamericano lo hace, está equivocado”, decía el exmarine Gavi Long en un vídeo colgado el pasado 10 de julio en su canal de Youtube. En un llamamiento a sus seguidores, Long les pedía contundentemente: “Tenéis que defender vuestros derechos, sacrificaros”. El vídeo lo grabó desde Dallas, donde justo tres días antes cinco policías habían muertotiroteados durante una manifestación contra los abusos policiales.


Dos semanas después, Long ha sido identificado por fuentes del Gobierno estadounidense como el autor de la muerte de tres agentes de las fuerzas de seguridad este domingo en Baton Rouge, capital del estado de Luisiana.

De 29 años y original de Kansas City (Missouri), sirvió en los Marines de Estados Unidos desde el 2005 al 2010. Según su expediente militar, difundido por el Pentágono, estuvo destinado en Irak entre junio del 2008 y enero del 2009. Allí le otorgaron varias medallas y distinciones.


Las autoridades aún no han confirmado el motivo por el que Long habría matado a los tres agentes. No obstante, el exmarine, muy activo en las redes sociales, había dicho que estaba “harto del maltrato a los negros”. En su último vídeo, sugería que solo la violencia y la presión financiera podría cambiar algo.



AMO A MI CIUDAD, PERO ME PREGUNTO SI ELLA ME AMA A MÍ”


La ciudad de Baton Rouge tiene una larga historia de tensiones entre la comunidad negra y las fuerzas de seguridad. Hace dos semanas, el debate sobre la violencia policial volvió a dispararse con la muerte de un hombre negro de 37 años, Alton Sterling, a manos de dos policías blancos.


Miles de personas salieron a las calles de Baton Rouge y otras ciudades a nivel nacional para protestar contra la violencia racial. Una de las manifestaciones, en Dallas, acabó con la muerte de cinco policías, tiroteados por un veterano negro de 25 años, Micah Xavier Johnson.


Poco después de los hechos, uno de los agentes que trabaja en la ciudad, Montrell Jackson, colgó un texto en su página de Facebook en el que decía estar “cansado física y emocionalmente”. “Amo esta ciudad, pero me pregunto si ella me ama a mí también", y añadía: "Cuando llevo el uniforme, la gente me mira de mala manera, con odio, y sin uniforme me ven como una amenaza”.


Jackson era negro, tenía 32 años y acababa de ser padre. Él es uno de los policías que el domingo asistió a una supuesta llamada de emergencia cerca de la comisaría de Baton Rouge.


Cuando llegó, él y sus compañeros fueron tiroteados por el sospechoso, Gavi Long. Jackson es una de las tres víctimas del ataque, considerado por el alcalde de la ciudad de “emboscada”.


Según el coronel Mike Edmonson, comisario de la policía estatal de Luisiana, el autor del tiroteo habría actuado solo, al contrario de primeras informaciones que apuntaban a más sospechosos. En otro vídeo publicado en su canal de Youtube, Long dejaba claro que no pertenecía a ningún movimiento ni grupo. “Estoy afiliado al espíritu de la justicia, nada más, nada menos. Tomo mis propias decisiones”.


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ya ha condenado el ataque, y ha pedido a los americanos que se centren en aquello que une al país, no a lo que lo divide. "Necesitamos moderar nuestras palabras y abrir nuestros corazones, todos nosotros", ha dicho en un comunicado desde la Casa Blanca.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.